Secciones
Síguenos en:
Curas de cementerio, ¿sacerdotes o impostores?

Curas de cementerio, ¿sacerdotes o impostores?

Cuando las personas entran al Cementerio Central o al del Sur lo primero que encuentran es a unos ‘'padres’ que les rezan misas a los difuntos a cambio de una suma de dinero. Usan sotanas y están a la expectativa de ofrecerles a los fieles una serie de ‘combos’ litúrgicos: 25.000 pesos por la misa con dos músicos; 20.000 pesos con uno solo y, sin músicos, 15.000 pesos. La plata, dicen, es para “ancianatos” o para un “un centro de drogadictos”. Sus puestos de trabajo son mesas de madera con manteles blancos, indumentaria litúrgica, parasoles y un cartel con las tarifas.

El lunes es su día preferido porque asiste el mayor número de fieles, que llegan a rezarles a las ánimas benditas del purgatorio y a pagar misas en memoria de sus seres queridos, para que descansen en paz. O, a veces, para implorarles por algún milagro.

Cuando las personas se acercan, el ‘sacerdote’' abre un portafolio y les regala estampitas de santos y tarjetas personales. “Ahí está mi número y me puede llamar para apartar la misa desde su casa”, le dice un ‘cura’ a una señora en el Cementerio Central.

‘Nos están falsificando’ Pertenecen a comunidades que van desde iglesias antiguas, pasando por ecuménicas y anglicanas. “Muchas de estas personas se hacen pasar por padres católicos y en realidad no lo son, engañan a las personas diciéndoles que son curas y les celebran misas de la religión Católica Romana sin identificarse.

“Nos están falsificando porque no se presentan como lo que realmente son”, afirma Francisco Bernal, padre de la capilla del barrio Pasadena.

Sus estudios son de procedencia dudosa y aunque su indumentaria y liturgia son similares a las de los sacerdotes católicos, no pertenecen a esta institución. Representan iglesias independientes que han recibido varios procesos en su contra, pero que han salido victoriosas porque cuentan con personerías jurídicas y con la ley de libertad de culto.

Para Francisco Niño, director del diario El catolicismo, de la arquidiócesis de Bogotá, “el problema es que algunas de estas personas realizan funciones que inducen a la gente a creer que son parte de la Iglesia Católica Romana y hacen cosas que la Iglesia Católica jamás haría, como celebrar misas frente a las tumbas”.

Pero uno de los problemas más serios en los cementerios son los conflictos entre estos ‘sacerdotes’, asegura Hernán Darío Ortega Roldán, gerente general del consorcio Nuevo Renacer, que maneja el Cementerio Central, el del Sur y el de Chapinero.

“En varias ocasiones –agrega– se han agredido físicamente por las tarifas y los clientes”.

En una ocasión trató de expulsar a uno de estos sacerdotes del cementerio por apuñalar a otra persona, pero no pudo.

“Según el Código de Policía el hecho no daba para un proceso, y lo dejaron libre”, dice Ortega.

Dicho hombre aparece como representante legal de la entidad religiosa ‘Iglesia ecuménica de Colombia’, de la cual es obispo, según la personería jurídica No. 2632 del 18 de diciembre de 1997.

La administración del cementerio acudió al reglamento de la concesión de los camposantos para sacar al ‘padre’, pero este se defendió con dos tutelas: la primera la perdió y la segunda la ganó, por derecho al trabajo. Hoy sigue en el cementerio.

Otro ‘cura’, quien pidió mantener su nombre en el anonimato, se presenta como obispo de la Iglesia Universal Apostólica Anglicana. Aunque en la personería jurídica que guardan en el Cementerio Central aparece como representante legal de la Corporación Iglesia Católica del Apostolado Ecuménico, de acuerdo con la resolución 454 de la Alcaldía Mayor de Bogotá, fechada el 3 de agosto de 1993.

Además, este ‘sacerdote’ dice ser exorcista. “Dios me ha dado el don de sacar los espíritus malignos. Me toca prepararme tres días, haciendo ayuno, abstinencia, comiendo pan y agua. Luego voy a mirar a la persona para ver si está poseída y si lo está, lo demuestra. Porque el diablo se enfurece tremendamente cuando lo ve a uno”. Y luego de un silencio, pregunta: “¿Usted no ha visto la película El exorcista? Pues así es. Y si uno no está preparado, ¡lo coge el diablo y lo mata!”.

El padre Bernal afirma que la Iglesia Católica exige muchos requisitos para ser exorcista: “Se necesitan unas condiciones canónicas especiales, ser un sacerdote muy santo y tener estudios también muy especiales. Además tiene que ser nombrado por un obispo. No puede ser cualquiera. Ningún sacerdote puede darse así mismo el título de exorcista”, añade.

Francisco Duque, quien dice representar la auténtica Iglesia Anglicana, dijo: “Nosotros no estamos de acuerdo con esos ‘sacerdotes’. No hacen parte de nuestra iglesia. Se trata de una serie de personas que se autodenominan obispos de iglesias independientes. Ellos forman sus propios grupos y continúan ejerciendo de una forma singular y sin ningún tipo de control”.

Con personería jurídica Para trabajar en los cementerios estos ‘sacerdotes’ sólo deben presentar la personería jurídica tramitada por el Ministerio del Interior, la hoja de vida y acatar las normas de la concesión.

Varias de las hojas de vida de estos ‘padres’ hablan de estudios superiores en teología y filosofía que no se pueden verificar, porque en muchos casos ni siquiera aparecen con el nombre de la institución donde, se supone, fueron cursados.

Pero los clientes les siguen lloviendo. Uno de ellos, que indagaba por el costo de una misa para un pariente muerto, preguntó a EL TIEMPO tras ser informado de algunos de los detalles de este negocio: “Yo me casé con uno de esos curas porque era más barato, pero no sabía qué eran de otras iglesias ¿Será que me tengo que volver a casar?”.

clagon@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.