En Villa de Leyva desentierran un gran fósil marino

En Villa de Leyva desentierran un gran fósil marino

(EDICIÓN BOGOTÁ) Un grupo de geólogos, biólogos y paleontólogos colombianos tuvo que esperar 15 años para desenterrar el fósil completo de la que podría ser una nueva especie de reptil marino de hace 130 millones de años.

15 de enero 2006 , 12:00 a.m.

Del ejemplar, que está siendo exhumado en Villa de Leyva (Boyacá) desde hace una semana, se sabe que vivió en la edad cretácica –período de la prehistoria– , que pertenece al género de los pliosaurios –reptiles de esa era–, y que nadaba con cuatro aletas, trituraba carne con una mandíbula potente, tenía cabeza grande y cuello corto.

Leslie Noe, especialista en pliosaurios del Sedwig Museum de la Universidad de Cambridge (Inglaterra), y Carlos Padilla, presidente de la Fundación Colombiana de Paleobiología, aseguran que la probabilidad de que se trate de los restos de un animal nunca antes estudiado es de entre el 60 y el 80 por ciento.

El geólogo alemán Oliver Hampe encontró el cadáver de ocho metros de largo por seis de ancho en 1991. Lo tapó con capas de papel periódico y yeso para protegerlo de los huaqueros. Luego, avisó a varios colegas para que se encargaran de él. Mantuvieron en secreto el hallazgo y no lo tocaron, hasta el viernes antepasado.

Había dos razones de peso para no hacerlo: no tenían la plata para sacarlo y en Colombia no había ni un experto en lagartos de mar para que lo estudiara.

Los profesionales del Ingeominas y la Fundación Colombiana de Paleobiología no se resignaron.

En los últimos 15 años han ido consiguiendo todo tipo de recursos, que ahora suman alrededor de 150 millones de pesos. Mientras contactaban a los mejores especialistas del mundo, compraron la finca donde hallaron los restos y, año tras año, hicieron lobby con presidentes de la junta de acción comunal de la vereda y alcaldes de Villa de Leyva para que les permitieran excavar.

Cuando consiguieron el sí de las autoridades locales, el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Incanh) les certificó que podían echar palo y pica con confianza, sin riesgo de dañar material arqueológico enterrado. “No fue fácil llegar hasta esta excavación”, dice Tatiana Gaona, directora del Museo Geológico de Ingeominas.

“Por un lado, tenemos un vacío jurídico porque la legislación no establece quién autoriza las excavaciones paleontológicas. Y, por el otro, tenemos déficit de paleontólogos de vertebrados. Esta ciencia no es prioridad para el país. Si tú no eres empleado público, no puedes conseguir una beca en Colciencia”, agrega Gaona.

La única colombiana perita en pliosaurios es la bogotana Marcela Gómez. Ella cursa un doctorado en la Universidad de Cambridge, para comparar, hueso por hueso, al nuevo fósil con los casi 100 ejemplares más similares que se han encontrado en el mundo.

Leslie Noe la asesorará. En año y medio se sabrá si se trata de una nueva especie de monstruo marino del cretácico, período en el que desaparecieron los dinosaurios y del que se conoce muy poco.

Vea hoy, a partir de las 8 de p.m. en City Noticias, las imágenes de la excavación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.