Secciones
Síguenos en:
A desintoxicarse sin hacer dietas extremas

A desintoxicarse sin hacer dietas extremas

Si se excedió en las fiestas de fin de año, se siente culpable por la cantidad de comida, bebidas o cigarrillos que se fumó, usted puede ‘desintoxicar’ su cuerpo a través de buenos hábitos. Aunque los más ‘extremos’ suelen optar por los famosos ayunos, no siempre esta práctica es tan bondadosa con el organismo. Así, los expertos recomiendan el equilibrio.

Lo cierto es que buena parte de las toxinas que llegan al organismo provienen de los alimentos y el hígado tiene que trabajar el doble para procesar los consabidos banquetes y tragos de más. Por eso, el médico Fabio Rozo, especialista en terapias alternativas y homeopatía, afirma que la clave para desintoxicarse es una buena limpieza digestiva. “Y nada mejor que el agua para hacerlo. Lo ideal es beber al menos un litro diario”.

La siguiente recomendación le apunta al consumo de frutas con alto contenido de vitamina C, que ayudan a depurar el organismo de los radicales libres (sustancias que producen el deterioro de las células), como la guayaba y la naranja. “Tampoco hay que caer en excesos. Con cantidades moderadas de ensaladas, verduras y cereales es suficiente para aprovechar la fibra y limpiar el colon”.

No sobra un antiparasitario, previa consulta médica, pues tampoco es raro que estos se adquieran en la comida de restaurantes, puestos callejeros y a través de agua contaminada.

“Y para librarse de algunos de los efectos del alcohol y el cigarrillo, se puede recurrir al consumo de multivitamínicos, especialmente los que tienen alto contenido de A, C y E”.

Pero de nada sirve una dieta para desintoxicarse si no se convierte en un hábito, que debe sumarse –según el experto- a los de trotar, caminar, madrugar y llevar una vida tranquila. Los beneficios no solo pueden verse en el control del peso y en la disminución de la sobrecarga del hígado, sino en la menor alteración de los órganos blancos (corazón, cerebro riñón y ojos), el funcionamiento de las arterias y, en consecuencia, la disminución en el riesgo de infartos y enfermedades coronarias.

Si quiere lograrlo y no alargar la lista de pacientes que por esta época consultan por pesadez, gastritis y estreñimiento, empiece por despedirse de la cafeína, la comida chatarra, las gaseosas, los preservantes, el exceso de harina y mídasele a la alimentación natural.

NO A LOS EXTREMOS La época de vacaciones es un paréntesis en la vida, según la nutricionista Adriana Botero, sin embargo, debe disfrutarse dentro de los límites. “Hay que volver a la normalidad, pero sin ayunos ni dietas de moda, que por estos días están en furor. Lo mejor son los hábitos de alimentación saludable: al menos ocho vasos de agua al día, ejercicio, frutas y verduras para evitar que el colesterol aumente”.

Las preparaciones deben ser lo más elementales. Lo ideal es el consumo de alimentos a la plancha (carne, pollo o pescado) y 4 o 5 porciones al día de verduras y frutas. La ensalada no debe faltar al almuerzo y a la comida. Es preferible que las verduras estén crudas o poco cocidas para que mantengan sus nutrientes y el contenido de fibra. También es conveniente eliminar las salsas, los fritos y restringir las harinas a dos porciones pequeñas. Las mejores son las integrales.

Uno de los trucos para poner en práctica es comer despacio. “En algunos spas europeos, la recomendación es masticar 50 veces cada bocado para obtener una sensación de saciedad. Así, el cerebro hará que desaparezcan las ganas de repetir y se evitarán las porciones demasiado grandes. Además, se trata de un hábito que favorece el proceso digestivo”, dice Botero.

Igualmente, recomienda evitar distracciones al hacerlo (como ver televisión o leer) de lo contrario, la atención se dispersa y la persona termina comiendo más de la cuenta.

Es mejor regresar a los hábitos de alimentación balanceada y evitar las dietas drásticas que solo producen angustia y ansiedad. “Si bien es cierto que los ayunos bajan de peso, lo único que se pierde en los primeros días es agua, pues el organismo tiende a limpiarse con procesos de alimentación agresivos. Además, no todos resisten un régimen extremo. El cuerpo necesita nutrientes como el calcio y la glucosa, entre otros, para poder llevar a cabo todos sus procesos. La verdad es que la grasa se demora más tiempo en quemarse si se quiere tener peso estable. De lo contrario, empieza el efecto yo-yo”, agrega la nutricionista.

Y si se trata de volver al peso ideal, la recomendación es tomárselo con calma. Empiece por caminar diez minutos y aumente el tiempo y la intensidad cada día, hasta llegar a 20 minutos y luego media hora. Su organismo se lo agradecerá.

- ALIMENTACIÓN IDEAL Consumir al menos tres comidas al día, no omitir el desayuno, incluir alimentos de los diferentes grupos (granos, verduras, frutas, grasas, lácteos y carnes) en cada comida son las recomendaciones para mantener el peso adecuado y obtener los nutrientes necesarios. No olvide leer en las etiquetas la información nutricional de todos los alimentos

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.