EMPALME DE LUNA DE MIEL ENTRE HOMMES Y PERRY

EMPALME DE LUNA DE MIEL ENTRE HOMMES Y PERRY

El empalme entre los ministros de Hacienda, saliente y entrante, fue una luna de miel que duró tres días en Nueva York y terminó anoche en Bogotá en medio de whisky y risas. Los dos funcionarios, Rudolf Hommes y Guillermo Perry, llegaron ayer al país, después de la presentación ante la sociedad estadounidense del balance del presidente César Gaviria y el programa económico de Ernesto Samper Pizano.

04 de agosto 1994 , 12:00 a.m.

Durante toda la tarde las secretarias y los asesores de Perry se la pasaron buscando un sitio para la reunión. Primero escogieron el Club de Banqueros, pero tuvieron que cambiarlo porque allí había un acto simultáneo a las cinco de la tarde. Luego optaron por encontrarse en el Club 74, pero lo descartaron porque querían algo más íntimo. Al final buscaron un amigo de Perry para que les consiguiera un reservado en el Gun Club. A las 4 de la tarde, Hommes estaba preocupado y pretendió salir rápido de su despacho para no llegar tarde a la cita. Pero alguien le hizo caer en cuenta que su reloj todavía marcaba la hora de Nueva York. Al final se demoró tanto, que a Perry le tocó esperarlo casi 20 minutos y pedirle a su esposa que lo llamara por el celular.

Como siempre, Hommes llegó con su estilo desabrochado y sonriente y con una chaqueta azul oscura, similar a la de su sucesor.

-Quihubo, Guillermo, dijo Hommes. -Hola, Rudy.

Antes del protocolario saludo de manos, Hommes buscó con su mirada uno de los meseros y le pidió que le trajera un vaso de agua mineral. Perry se estaba tomando su café con leche.

Después de ese breve saludo, ninguno de los dos se atrevía a pasar primero al salón contiguo del reservado, donde los esperaban dos periodistas de EL TIEMPO y el noticiero de televisión QAP. Al final, entró primero Hommes. Perry se sentó a la izquierda, Hommes a la derecha. Solo los dividía la cartera, pero no precisamente la de Hacienda, sino la de Perry. Y empezó el diálogo informal.

Cómo les fue en Estados Unidos? -La visita fue muy exitosa -dijo Hommes-. En la práctica, Guillermo salió ganando porque ya está metido en este tren. De tanto oírle la carreta, ya casi me estaba convenciendo de sus propuestas. Yo casi no hablé.

-Lo más importante -dijo Perry- es que en Estados Unidos quedó una imagen muy positiva, porque se ve que habrá continuidad en el buen manejo de la economía a largo plazo.

En el viaje lograron limar las asperezas? Nunca hemos tenido problemas -dijo Perry-. Lo que sucede es que a veces a Hommes le gusta pelear en público, pero en privado somos buenos amigos. Esas son pataletas que no hay que contestarlas .

Con una sonora carcajada, Hommes dijo que no son pataletas, sino patadas de ahogado.

Ministro Hommes, la inflación le permitió bajar de peso? -En el primer año de gobierno, bajé. Pero de ahí en adelante, seguí engordando. Es que yo prefiero hacer ejercicio y no dieta.

Qué fue lo que más lo desveló en los cuatro años en el ministerio? -Nunca me desvelé. Por el contrario, siempre dormí muy bien.

Y usted se va a desvelar, Ministro?, se le preguntó a Perry.

-No. Tengo la experiencia de dos años en el ministerio de Minas, aunque sé que la cartera de Hacienda no deja de tener problemas.

-El ministro Hommes fue muy peleador. Usted va a seguir ese camino? - No. Yo voy a ser conciliador. Yo trabajo mucho en equipo y me gusta escuchar a la gente. Y espero que los gremios no peleen conmigo.

-Ministro Hommes. Sale contento? -Sí. Salgo contento.

-Ministro Perry, con cuánto calificaría la gestión de Hommes? -Yo le daría una calificación de 4,0 sobre cinco, que es muy alta, para el largo plazo, porque dejó unas reformas estructurales buenas para el país. Pero en el corto plazo la calificación sería menor.

Ministro Hommes, cuáles son los principales problemas para su sucesor? -Perry va a tener problemas serios para el manejo económico, porque se está revaluando mucho el peso y están creciendo mucho los medios de pago. Le tocará un manejo cambiario endiablado.

Pero le deja la casa en orden? -Sí. La casa queda en orden, hasta donde se puede.

Ministro Perry, qué cambios le hará al despacho? -Lo primero que voy a hacer es ponerle muchas matas, porque el despacho del ministro Hommes es de lo más despedidor que he visto.

Ministro Hommes, usted está dispuesto a aconsejar a su sucesor en el futuro? -No. Voy a seguir el ejemplo del ministro Luis Fernando Alarcón que nunca me llamó y de Roberto Junguito, que nunca llamó a su sucesor.

Ministro Perry, si la economía fuera un carro, cómo la manejaría? -Eso depende de si hay pedazos en subida o en bajada. Nosotros vamos a dejar crecer la economía, pero vamos a meterle los frenos para que no se dispare la inflación.

Ministro Hommes, si volviera a repetir en el cargo haría lo mismo que ha hecho en estos cuatro años? -Si hiciera lo mismo, sería un burro, porque en el oficio se aprende.

Ministro Perry, con el nuevo cargo la sacrificada va a ser su familia? -Sí, será un costo grande para la familia porque le voy a dedicar menos tiempo.

Hommes soltó una carcajada y comentó: -Al contrario, la familia lo va a querer más, porque va a ser un bien escaso.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.