Secciones
Síguenos en:
Dos barrios enteros preparan su ‘trasteo’ SE REQUIERE DEMOLICIÓN

Dos barrios enteros preparan su ‘trasteo’ SE REQUIERE DEMOLICIÓN

Tras siete años de espera, las primeras 624 familias de Villa Rosa y Villa Helena, dos barrios ubicados en un área de alto riesgo en el Norte de Bucaramanga, por fin ven los resultados del fallo del Consejo de Estado que ordenó proteger sus derechos a la vida y a la vivienda digna.

A partir del próximo 20 de enero, podrán escoger entre las opciones que les ofrecerán cinco firmas constructoras convocadas por la Alcaldía, que participarán en una vitrina inmobiliaria.

Casas nuevas en obra gris, con dos o tres habitaciones y un área construida de 40 metros cuadrados forman parte de las ofertas para quienes ya tienen listos sus papeles para tramitar subsidios de vivienda.

Así lo informó ayer la directora del Instituto de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana de Bucaramanga (Invisbu), Alba Liliana Plata, cuya entidad está al frente del fallo del Consejo de Estado que en marzo de 1999 le ordenó a esa entidad, al Inurbe (en liquidación) y al Municipio reubicar a 1.298 familias de estos barrios, de las cuales 197 ya han sido trasladadas.

Las viviendas bifamiliares de Villa Rosa y Villa Helena se construyeron durante el gobierno del presidente conservador Belisario Betancur (1982 – 1986) mediante el sistema de ‘casa sin cuota inicial’. La sentencia justificó el traslado debido a una falla geológica que hace que los terrenos estén en constante movimiento y se agrieten las casas.

Plata Páez comentó que las firmas constructoras Girasol, HG, Marval, Villa Carolina y Minuto de Dios tienen proyectos de vivienda de interés social en Floridablanca, Piedecuesta y Girón que se ajustan al monto de los subsidios..

Cada familia recibirá 50 salarios mínimos (unos 20 millones de pesos). En Villa Rosa ya están listas para el traslado 558 familias y en Villa Helena, 67.

Sin embargo, si los interesados quieren una casa más costosa, nueva o usada, deberán pagar de su bolsillo el excedente y el Invisbu les acompañará en los trámites para garantizar que compren una vivienda en una zona estable y libre de cualquier deuda.

Las 477 familias que no han llenado toda la documentación deberán ponerse al día en asuntos como escrituras, pagos de impuestos y servicio públicos para que en la nueva convocatoria puedan acceder a los subsidios.

Así lo explica Jorge Alberto Fuentes, de 68 años y quien vive en Villa Helena: “Debo 500 mil pesos del impuesto de la casa. Por ahora tendré que esperar a que reubiquen a los demás para ver si mientras tanto puedo reunir esa plata”.

El vicepresidente de la Junta de Acción Comunal de este barrio, Isaías Duarte, dice la reubicación ha sido muylenta porque las instituciones han alegado no tener el dinero suficiente.

María Oliva Orejarena, quien hace dos años fue reubicada en el barrio El Carmen, de Floridablanca, resalta el cambio: “Ahora vivimos más seguros. Las casas se entregan con lo necesario para empezar a vivir bien y los demás arreglos se van haciendo poco a poco”.

EL PORQUÉ DE LA DEMORA Alba Liliana Plata Directora del Instituto de Vivienda “Nos hemos demorado en el traslado de estos barrios debido a que estábamos definiendo de dónde saldrían los dineros de los subsidios y después fue necesario hacer un censo para establecer una cifra oficial de las familias cobijadas por el fallo del Consejo de Estado”.

SE REQUIERE DEMOLICIÓN La defensora regional del Pueblo, Ana Felicia Barajas, dijo que su despacho conocerá de primera mano la oferta inmobiliaria la próxima semana cuando a la ciudad llegue el gerente liquidador del Inurbe, Jorge Serna, con el fin de constatar que esas soluciones de vivienda estén acordes con las necesidades de las familias.

Barajas enfatizó en la necesidad de que casa que se evacue sea demolida de inmediato para evitar que se repitan casos como los que se presentaron con las primeras viviendas que fueron desocupadas e invadidas por diferentes familias.

Después de que el terreno sea desocupado y las casas demolidas, este sector se le entregará a la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (Cdmb), para que lo convierta en zona de protección.

50 salarios mínimos, unos 20 millones de pesos, recibirá cada familia de Villa Rosa y Villa Helena como subsidio para la compra de vivienda.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.