Secciones
Síguenos en:
Líos persiguen a la Unillanos

Líos persiguen a la Unillanos

Hoy no se sabe si la Universidad de los Llanos (Unillanos) recuperará los 447 millones de pesos que pagó en agosto del 2005 por un edificio en Villavicencio, para aumentar su planta física

La compra de la edificación, que parecía solucionar la falta de espacio de Unillanos, se ha convertido en un dolor de cabeza para sus directivos y más ahora que está próximo a iniciar un nuevo semestre.

La situación se originó cuando uno de los propietarios del inmueble, Ramón Emiro Valderrama, negoció con la Unillanos un inmueble en el barrio El Emporio, sin contar con el consentimiento de las otras dos dueñas, sus hijas.

Al momento de firmar la promesa de compraventa, en agosto del 2005, Valderrama presentó ante la universidad un poder con el cual representaba a una de sus hijas, de 21 años de edad, y una constancia de estar tramitando en un Juzgado de Familia el permiso para representar a la otra hija, que es menor de edad.

El cambio de sede En esa fecha, Valderrama recibió un primer pago de la Unillanos por valor de 447 millones de pesos, quedando pendiente otro por el mismo valor, que se pagaría al momento de firmar las escrituras. Entre tanto la universidad tomó posesión de la edificación.

La historia no habría pasado a mayores de no ser por las protestas airadas de los estudiantes por el cambio de sede. Hecho que generó que las dos hijas de Ramón Valderrama se percataran de lo que estaba haciendo su padre.

Las hijas informaron a la Unillanos sobre las irregularidades y documentaron las mismas ante el Juzgado Primero de Familia de Villavicencio. Esa sala produjo un fallo el 23 de noviembre en el que se constataba la alteración de la cédula de ciudadanía y la firma de la hija adulta.

También se percataron de que no había ningún permiso de ese despacho para que Valderrama procediera como representante de su hija menor en el negocio.

Esa situación condujo a que la protocolización de la escritura por la venta del inmueble, no se pudiera cumplir en la fecha prevista (30 de noviembre).

Ante la gravedad del hecho la universidad formuló ante la Fiscalía Seccional, una denuncia penal contra Ramón Valderrama por los delitos de estafa y uso de documento falso.

Así mismo, está por iniciar un proceso de resolución del contrato de la compraventa, con el que se obligue a Valderrama a retribuir el dinero que le consignó la universidad.

DEMANDARÁN ELECCIÓN DE RECTOR Ante la elección del economista Jairo Iván Frías como nuevo rector de la Unillanos, el viceministro de Educación, Javier Botero Álvarez, le dijo a EL TIEMPO que demandará su elección porque, al parecer, fue una designación irregular.

Botero dijo que no citaron a los candidatos a presentar sus programas de gobierno y la convocatoria a la reunión del Consejo Superior llegó al Ministerio de Educación vía fax sin firmar.

El Viceministro de Educación también expresó que el Gobierno se siente asaltado en su buena fe, por cuanto el representante del Presidente de la República ante el Consejo Superior, Rodrigo Arenas Granada, presentó un diploma falso de la Universidad La Gran Colombia, para que fuera designado.

“Ya se está trabajando para remover a Arenas de esa representación”, afirmó

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.