Secciones
Síguenos en:
Crece la maternidad precoz

Crece la maternidad precoz

Antioquia supera el promedio nacional de embarazos adolescentes, lo que le da una d imensión mayor a un problema social, pues las chicas que quedan en cinta truncan su proyecto de vida.

Además, según el director de Aseguramiento de la Dirección Seccional de Salud de Antioquia (DSSA), Alejandro Yepes, al no estar sus cuerpos maduros para albergar al hijo, el riesgo obstétrico se triplica. Igual sucede con los costos para el sistema de salud.

“Son bebés que salen con deficiencias. Las más jóvenes tienen preclancia y una estrechez que les impide tener un parto normal”, dice.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Demografía y Salud realizada en el 2005, en este Departamento 22 de cada 100 mujeres entre 15 y 19 años ha estado embarazada, lo cual implica un panorama especial frente a una cifra nacional de 19.

Fuentes de la DSSA sostienen que en el 2004 hubo en Antioquia 93.000 nacimientos y en el 18 por ciento de los casos las progenitoras eran menores de 18 años.

De las 46 que murieron, el 18 por ciento no tenían la mayoría de edad.

Esa es la última estadística disponible para los 125 municipios que conforman esta sección del país.

Sin embargo, en Medellín, al levantar los certificados de nacidos vivos y defunciones fetales se da cuenta de 6.576 embarazos adolescentes entre enero y octubre del 2005.

Las 14 embarazadas con edades entre 10 y 12 años, no obstante no representar un porcentaje significativo sí generan alarma por la extremada precocidad.

Patricia Uribe, coordinadora de programas de educación sexual con jóvenes de la ciudad, de la Corporación Mujeres que Crean, cree que hay que desmitificar la iniciación precoz en la vida genital como si fuera un fenómeno nuevo.

Uribe sostiene que en la época de las tatarabuelas era normal que dieran a luz a los 13 y 14 años.

“En nada de eso se puede moralizar, lo que hay es que entender los factores culturales y sociales que hacen que todo esto suceda”, dice.

En este sentido, culpa a la deficiente formación sexual que se está dando en los colegios -aunque haya mucha información- “Les muestran los anticonceptivos pero no saben cómo usarlos. Hay resistencias al uso o mal uso”, destaca Uribe.

El otro aspecto, según ella, es que los anticonceptivos debían ser gratuitos, “porque a veces no tienen ni para la bolsa de leche y no se aguantan las ganas, con todas esas hormonas ahí; por más que conozcan, se embarazan”. Pero lo que más impresiona es que cada vez crecen los casos en los cuales el embarazo es una opción de vida y no un accidente.

En medio de un ambiente que les ofrece pocas oportunidades de estudio o trabajo para surgir, un hijo disminuye la incertidumbre y les da apego a la existencia.

Hijos por voluntad A esa conclusión llegan a pesar de que se les cambia el libreto y de que el padre esté ausente en buena parte de los casos.

Esto es particularmente notorio en poblaciones que han vivido desplazamiento forzado.

En ellas aumenta el índice de reproducción. “Es la manera de resistir y no morir”, afirma Uribe.

En los municipios y barrios en los cuales se vivencia el conflicto social y armado y no hay garantías de una vida larga, sobre todo para los hombres.

Es común, entonces, que ellas decidan preñarse como una manera de ‘amarrar’ al otro, aunque la efectividad del artilugio sea discutible.

En caso de abandono o de muerte, la ‘pinta’ es una manera de perpetuarse al lado del otro.

La coordinadora del Centro para Jóvenes de Profamilia, Faria Soto, aclara que, según sus observaciones, el deseo autónomo de las chicas por ser madre es apenas superficial.

Sin embargo, si se explora más profundamente se halla que si hubieran podido cambiar su situación lo harían.

“Muchas veces son presionadas por su pareja o por los problemas de violencia piensan que tener la ‘pinta’ es importante porque no saben hasta cuándo puedan llegar a vivir”, anota Faria.

De ahí que la prevención no debe estar orientada a brindar mayor información sino a formarlas para que sean capaces de diseñar su proyecto de vida.

LO QUE SE ESTÁ HACIENDO En Medellín, 45 entidades especializadas conforman la Red de Prevención del Embarazo Adolescente.

Recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) les aprobó una donación cercana a 2.400 millones de pesos para un proyecto que se desarrollará en el 2006, según informó la primera mujer del Municipio, Lucrecia Ramírez.

A partir de enero arranca con tres componentes: movilización social, fortalecimiento de la oferta de la red de salud (pública y privada) para que los y las adolescentes tengan acceso a la anticoncepción, y un tercer aspecto que combina el monitoreo, investigación y evaluación.

“El objetivo es disminuir la tasa de embarazo adolescente, pero tenemos que influir en el adulto”, explicó la señora Ramírez.

Además, en todo el departamento se desarrolla el programa de Redes Constructoras de Paz, dentro del cual en cada municipio se hacen talleres con los jóvenes para diagnosticar los factores de riesgo y compartir las distintas visiones sobre el problema.

El otro paso, más importante, es la capacitación en productividad con el fin de que generen una alternativa de ocupación del tiempo libre y generación de ingresos.

Esta iniciativa, que depende de la oficina de la Primera Dama de la República, está dirigida especialmente a los 43 municipios donde el índice de embarazos adolescentes supera el 22 por ciento.

“Con los jóvenes no impactan tanto los proyectos que hablan de sexualidad sino los que consiguen darles oportunidades”, resalta el director de Aseguramiento de la Dirección Seccional de Salud de Antioquia (DSSA), Alejandro Yepes

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.