Secciones
Síguenos en:
Cartagena, entre platos y letras

Cartagena, entre platos y letras

Una invitación para que pase unos días en Cartagena no suena nada original. Es verdad. Pero si la invitación viene con nombres como Gabriel García Márquez, Hanif Kureishi, Enrique Vila-Matas, Laura Restrepo, Roberto Fontanarrosa y otros muchos escritores del mundo, la cosa se pone muchísimo mejor.

Y sobre todo novedosa.

La última semana de enero la Ciudad Heroica será sede, por primera vez, del Hay Festival, encuentro literario que desde hace veinte años se realiza en Gales. Cuando sus organizadores pensaron hacerlo en Suramérica, eligieron a Cartagena como el sitio ideal.

Más que conferencias de escritores, más que seminarios con autores, el Hay Festival será una fiesta literaria. Y para fiestas Cartagena es, de eso no hay duda, ideal.

Quien quiera apuntarse sólo tiene que inscribirse en la página web (www.hayfestival.com/cartagena) y pensar en invertir 45.000 pesos, que es lo que vale el ingreso al total de charlas con los autores invitados. También puede comprar boletas individuales de 5 mil pesos; poco o nada, si tiene en cuenta todo lo que va a oír.

El casco histórico colonial, más conocido como la ciudad vieja, será el punto de encuentro con los más de 40 escritores que llegarán de varios países. El Claustro de Santo Domingo (cuya plaza tiene recién restaurada su iglesia) y el Teatro Heredia, construido sobre las ruinas de la antigua iglesia de La Merced, serán las sedes principales del encuentro, que comienza el jueves 26 a las 3 de la tarde y termina el domingo 29 a las 6.

Sin embargo, estar en Cartagena, ya sea con gurúes de las letras, y no darse tiempo para aprovechar lo que la ciudad ofrece, puede llegar a ser pecado.

Entre charla y charla, en Cartagena hay mucho por hacer. Y sobre todo: comer.

Aunque con fama de costosa (bien ganada, en muchos de los casos), Cartagena tiene restaurantes donde se siente que la gloria existe. Aquí van algunas recomendaciones para que confirme por qué esta ciudad, declarada patrimonio de la Humanidad desde 1984, es conocida también por sus virtudes gastronómicas.

(Eso sí, prepare el bolsillo).

A unas cuadras del Teatro Heredia puede ubicar la Calle del Santísimo. Ahí está uno de los sitios más ricos: El Café del Santísimo. Recomendación: sus postres, con el nombres de los pecados capitales.

Por la misma ruta, hacia la plaza del Hotel Santa Clara, tiene otra opción: La Cebichería. Pruebe su menú con salsa de mandarina. Y si le gustan los fritos, en el costado de ese mismo hotel busque un puesto que ofrece arepas de huevo. Tendrá que comer sentado en el andén, pero su sabor supera cualquier incomodidad.

Si es mediodía y acaba de salir de una charla en el Claustro Santo Domingo y quiere almorzar sin caminar mucho, elija, por ejemplo, ir Donde Olano, restaurante que queda sobre la calle Santo Domingo. (La langosta es deliciosa, a 30 mil pesos el plato). En esa misma calle está El Burlador de Sevilla con sus famosas paellas valencianas.

Hay restaurantes que ya son clásicos en Cartagena. La Vitrola, San Pedro, L’Enoteca, El mar de Juan, La Creperie y muchos más. Pero no olvide ir a Donde Socorro, uno de los sitios más tradicionales, aún con el sabor que dejó su fundadora, que empezó con el restaurante en el mercado de Bazurto.

De noche, cuando lo escuchado en el Hay Festival lo haya dejado listo para la rumba, busque la famosa Calle del Arsenal. Entre allí a La Bonga del Sinú y pruebe sus carnes.

Por esa misma avenida está el Mesón de María Mulata, sitio que la gente busca para comer a buenos precios y calentar motores para la rumba, cerca de allí.

Mucho se ha quedado por fuera, es inevitable. Cartagena es una ciudad que puede ser infinita. Pero, por último, no se vaya a ir, por favor, sin tomarse una limonada de coco (suena a contradicción; así se llama) del Hotel Santa Teresa. Esa sí es la gloria.

Cartagena es conocida también por sus virtudes gastronómicas. Eso sí, prepare el bolsillo.

UNA FIESTA DE LAS LETRAS Esto es algo de lo que se vivirá en el Hay Festival: ¿Para qué se escribe? La autora mexicana Alma Guillermoprieto conversa con el español Enrique Vila-Matas y el colombiano William Ospina, entre otros.

Dejemos hablar al cuento La española Carmen Posadas charla con el inglés Ali Smith y la brasileña Marina Colasanti.

Humor, ironía y sátira Tertulia entre Fernando Savater, Roberto Fontanarrosa, Carmen Posadas y Daniel Samper.

De la página a la pantalla Con Hanif Kureishi, Javier Cercas y Jorge Franco, entre otros autores. www.hayfestival.com/cartagena

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.