Secciones
Síguenos en:
2005, más caro para los pobres

2005, más caro para los pobres

En el año que acaba de terminar, la canasta familiar no subió por igual para todos los colombianos. (VER GRÁFICO: INFLACIÓN DE LOS POBRES POR CIUDADES - INFLACIÓN DE LOS RICOS POR CIUDADES - LO QUE MÁS SE LE ENCARECIÓ A LOS POBRES - LO QUE MÁS SE LE ENCARECIÓ A LOS RICOS)

Aunque la cifra promedio (4,85 por ciento) fue recibida con beneplácito por muchos sectores, pues se trata de la más baja en 50 años, no lo fue así para las personas de estratos bajos, dado que a ellas su costo de vida se les encareció 7,42 por ciento más que al promedio y 21 por ciento más que a los individuos de estratos altos.

De acuerdo con las estadísticas del Dane, la inflación de los estratos bajos en el 2005 fue de 5,21 por ciento, 21 puntos por encima de la meta fijada por el Banco de la República.

Por el contrario, la inflación de los sectores mejor acomodados del país fue de 4,3 por ciento.

Las personas de menores ingresos de Villavicencio fueron a quienes peor les fue el año pasado, pues sus costos se encarecieron en 6,84 por ciento (igual les sucedió a los ricos de esa ciudad, cuya inflación aumentó 6,61 por ciento).

En contraste, a los pobres de Cartagena fue a quienes menos les subió la canasta familiar (4,47 por ciento) y de hecho fueron los únicos que estuvieron por debajo de la inflación promedio en el país.

Mientras tanto, los más acomodados de Neiva fue a quienes mejor los trató el 2005, dado que su costo de vida solo subió 3,32 por ciento (31 por ciento por debajo del dato promedio).

Solo las personas de estratos altos de Villavicencio, Cúcuta, Bucaramanga y Montería registraron una inflación por encima del promedio nacional de 4,85 por ciento.

Estas cifras se explican porque los gastos más críticos como alimentos, vivienda, salud y transporte subieron más para los pobres que para el resto de la población.

Los alimentos se encarecieron 6,73 por ciento para el estrato bajo y 6,17 para el alto.

Los gastos de vivienda subieron 4,35 para el bajo y 4,22 para el alto.

¿Qué está pasando? El director del Centro de Estudios Económicos de la Escuela de Ingeniería, Eduardo Sarmiento, sostiene que esta situación no es solo del 2005, sino que se viene presentado desde hace varios años y se debe justamente a que para los pobres los gastos en alimentación y pago de servicios públicos representan una parte más alta de sus ingresos, que para las personas de estratos altos.

Un estudio de la Universidad Nacional y Planeación Distrital, que analizó el caso de Bogotá, reveló que mientras los estratos 1, 2 y 3 destinan el 11 por ciento de sus ingresos a pagar los servicios de agua, alcantarillado, aseo, luz, gas y teléfono, los estratos altos sólo destinan el 5 por ciento.

En ocho años, a los estratos bajos se les duplicó el porcentaje de ingresos que dedican a este gasto, mientras que en el mismo periodo, a los estratos 4 y 5 se les mantuvo igual, y para los del estrato 6 bajó el costo de los servicios como proporción de su ingreso entre 7 y 5 por ciento.

Otro aspecto que mencionó Sarmiento como origen del desbalance inflacionario entre ricos y pobres tiene que ver con la caída en el precio del dólar, que el año pasado fue de 4,4 por ciento.

Las personas de los estratos altos se benefician más con la revaluación, que aquellos de los estratos bajos.

El menor precio del dólar les ha permitido comprar bienes importados a menores precios de lo que lo hacían antes y por lo tanto eso les aumentó su capacidad adquisitiva.

Una prueba de esta situación es el gran incremento en las ventas de electrodomésticos, carros importados y el aumento de 17 por ciento de colombianos que viajan al exterior.

Impacto en el salario Para Sarmiento la peor consecuencia de esta situación no radica tanto en que el costo de vida de los pobres sea mayor, sino en el hecho de que el salario mínimo (que afecta principalmente a esta población) no se ajusta con base en la inflación de los estratos bajos, sino con la inflación del promedio nacional.

El reajuste salarial para este año fue de un 6,95 por ciento, lo que significa que con el dato de inflación total del 2005 (4,85 por ciento), los trabajadores tendrían en apariencia al comenzar el 2006 un aumento de 2,1 puntos, pero en realidad los pobres que devengan el mínimo suben su capacidad de compra 1,74 puntos.

Por esa razón, los sindicatos consideran que una inflación baja como la que se registró el año pasado, no es sinónimo de una mejora en la calidad de vida de todos los colombianos.

Mientras la inflación general bajó al mismo ritmo de los años 50, para las personas del estrato bajo el costo de vida se mantuvo cercano al del 2004, cuando para ellas los precios subieron 5,44 por ciento .

Por eso los analistas, consideran que siguen existiendo graves problemas de equidad en el país. Una prueba de ellos es que la tasa de desempleo mejora a un ritmo más acelerado que la de informalidad, la cual afecta hoy a unos 6,16 millones de personas. Se calcula además, que la pobreza sigue golpeando a la mitad de la población, es decir, que afecta a más de 22 millones de colombianos.

TRANSPORTE, LA MAYOR ALZA El rubro de gasto que más se encareció para los estratos bajos en el 2005 fue el transporte (para todos los estratos lo que más subió fueron los alimentos).

Mientras para la población en general los gastos de transporte subieron 5,6 por ciento el año pasado, para los más pobres este rubro aumentó 6,9 por ciento.

En este caso, el alza tiene que ver principalmente con el transporte público. Tan solo en Bogotá, el pasaje en Trasmilenio comenzó el año en 1.100 pesos y terminó en 1.200, lo que implica un alza de 9,09 por ciento.

El incremento en el transporte está relacionado con el alza de la gasolina, la cual, según el Gobierno está subiendo porque se están eliminado unos subsidios para los ricos. Sin embargo, los gastos de transporte del estrato alto solo aumentaron 3,7 por ciento el año pasado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.