Secciones
Síguenos en:
Aún faltan los estudios

Aún faltan los estudios

Cada vez que doña Margarita Montoya abre la ventana de su apartamento, ubicado en un tercer piso, recuerda como el 14 de noviembre pasado mientras disfrutaba del Reinado de Belleza de Cartagena, el invierno causó estragos muy cerca de su edificio en el barrio Tricentenario, al norte de Medellín.

Ese lunes festivo, cuando eran cerca de las ocho de la noche, unos gritos que venían de la zona verde que se observa desde su habitación, le advertían a Montoya que el bloque 84 donde ella vive probablemente se iría al piso.

Un fuerte ruido llegó seguido de un desprendimiento de tierra que arrasó con las escalas y el sendero que conducen hasta la estación Tricentenario del Metro y parte del terreno del bloque 84.

Ante la alarma, el grupo barrial de emergencia, los guardas de seguridad del barrio y el Sistema Municipal de Prevención y Atención de Desastres (Simpad) como una medida preventiva dieron la orden de evacuar el edificio. Algunas familias, como la de Montoya, atendieron el llamado mientras otras prefirieron permanecer en sus viviendas pues la edificación no presentaba daños de consideración.

Para atender la emergencia la administración de la unidad residencial dispuso en el salón social un albergue provisional para los habitantes del bloque afectado.

“Nos fuimos a amanecer en el salón social, llevamos cobija y almohada, pero ellos pusieron allá colchonetas. Sin embargo, yo ahora sí me siento nerviosa cuando veo ese hueco allá”, asegura Montoya.

Cuando se cumplen casi dos meses de la emergencia, al terreno ya se le han hecho algunas obras para evitar mayores daños. Sin embargo, la reparación aún no es total y el paso para la estación del Metro permanece cerrado. “Ya se hizo la contratación para las obras de mitigación como la lechada y la puesta de los filtros, todo esto mientras se hace el estudio respectivo. La obra definitiva se calcula que esté para antes de finalizar enero cuando se terminen los planos del lugar”, dijo Mauricio Faciolince, director del Simpad.

Al respecto la administradora de la Unidad Residencial Tricentenario, Aída Luz Guzmán Niño, aseguró que luego de los continuos monitoreos realizados por las autoridades y la atención prestada por el comité barrial de emergencia, se logró reparar el alcantarillado y detener el deslizamiento de tierra.

Al mismo tiempo, Guzmán asegura que el bloque 84, la construcción más cercana al lugar de la emergencia no sufrió daños físicos aunque todavía no descartan problemas en los cimientos de la edificación, para lo que se están elaborando los estudios respectivos.

El Simpad recomendó estabilizar el terreno, mientras se elaboran los estudios geotécnicos, es decir, las patologías estructurales a la edificación afectada. Además de los geoeléctricos e hidroeléctricos, para detectar problemas de fluidos de agua y corrientes subterráneas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.