Secciones
Síguenos en:
Presos de Santander denuncian malos servicios y hacinamiento

Presos de Santander denuncian malos servicios y hacinamiento

La Cárcel del Distrito Judicial de Bucaramanga, conocida como La Modelo, comenzó el 2006 con un hacinamiento del 198 por ciento.

Construido hace 30 años para 655 detenidos, el reclusorio contaba ayer con 1.952 internos, en una situación que obliga a decenas de presos a dormir en el suelo, de acuerdo con denuncias entregadas a la Defensora del Pueblo en Santander, Ana Felicia Barajas.

En una reunión sostenida el 28 de diciembre entre Barajas y los delegados de los internos, los afectados denunciaron que al hacinamiento se suman las filtraciones de agua, las goteras y averías en las columnas que sostienen la edificación.

“Le solicitamos a la Secretaría de Salud de Bucaramanga un informe sanitario de la cárcel. Los internos insisten en que sólo cuentan con un médico y una enfermera”, dijo la Defensora.

La semana pasada, los presos de la Cárcel de Palogordo, en Girón (Santander) denunciaron ante la Corte Constitucional serios maltratos por parte de la Guardia, tanto a los detenidos como a los visitantes al momento de las requisas.

Un análisis microbiológico del 2 de noviembre determinó que el agua de Palogordo no es apta para el consumo humano, por causa del deterioro de las tuberías. También se denunció que el líquido sólo llega dos horas al día.

La calidad del agua también es cuestionada en las cárceles de Zapatoca y Socorro (Santander). Incluso las detenidas del Centro de Socialización de Mujeres de Bucaramanga tienen quejas. Allí, 315 reclusas conviven en un espacio diseñado para 220. Dicen que el tanque de almacenamiento del agua no garantiza su potabilidad y que la prisión funciona sin reglamento interno vigente y sin convenios de salud para la población carcelaria.

La respuesta del Inpec Pero el Instituto Nacional Penitenciario (Inpec) refuta estos señalamientos. El mayor (r) Javier Mantilla Ordóñez, director regional de esa institución, aseguró que en la Cárcel de Mujeres sí hay un reglamento y que el penal goza de un servicio permanente de salud.

“La calidad del agua en Palogordo es muy buena y figura entre las cinco mejores del país. El servicio no es permanente porque cuando la construyeron se equivocaron en el diseño de la red hidráulica que distribuye el líquido a los pabellones. El agua en Socorro y Zapatoca depende directamente de las Alcaldías”, agregó.

Sobre el hacinamiento en La Modelo, el director añadió que “es un mal que no podemos tapar con la manos y no lo podemos evitar”.

Pero en las cárceles no todos los hechos son negativos. La Defensora del Pueblo destacó que el 28 de diciembre pasado se graduaron 34 internos de la Cárcel de Bucaramanga como promotores del Derecho Internacional Humanitario y Derechos Humanos.

Los alumnos estudiaron durante seis meses y a través de talleres y seminarios se encargarán de multiplicar las normas de convivencia y tolerancia que se deben aplicar en la población carcelaria

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.