Secciones
Síguenos en:
Saber amarrarse los calzones

Saber amarrarse los calzones

En estas fiestas todo debería ser paz, amor y tolerancia... cosas que hacen imposibles la falta de carácter, el desamor por el país y no saber amarrarse los pantalones. Mi rabia de hoy es muy simple; ni siquiera los mismos entes del Gobierno se ponen de acuerdo para sacar el país adelante. Unos parecen dedicarse a poner zancadillas a los otros.

La historia es esta. En la zona de amortiguación del Parque Nacional Natural Puracé se ha explotado de tiempo atrás una mina de azufre. Sus dueños la abandonaron hace unos años y la entregaron a los indígenas en dación de pago. Los indígenas la han seguido explotando y hace un tiempo pidieron ampliación de la concesión minera.

Minminas les conceptuó que una vena rica en mineral se adentra en predios del Parque Nacional y que corresponde a Parques Nacionales darles el permiso de explotación. Hasta aquí todo parece correcto. Y no solo no lo es, sino que constituye una canallada. Minminas sabe muy bien (¿o no lo sabe?) que el Código Minero prohíbe explotaciones mineras en Parques Nacionales. Si es que conoce su propio código, ¿por qué de entrada no advirtió de la prohibición a los indígenas y prefirió poner a Parques Nacionales contra la espada y la pared? Esto es lo que se llama, en palabras castizas, no tener calzones y ser desleal con el país y con colegas de la administración.

Parques Nacionales, por su parte, se ha mantenido en lo justo, en lo que ordenan tanto el Código Minero como el de los Recursos naturales: no se pueden ni deben aceptar explotaciones mineras en las Reservas naturales Protegidas. Los indígenas, como es obvio, se han atenido al concepto de Minminas y creen que Parques Nacionales es arbitrario y obra contra sus intereses.

Mirando de lejos el asunto, y de cerca, pues acabo de regresar del Puracé, donde planté mi carpa durante cuatro días en el propio cráter del volcán, creo ver intereses politiqueros y siento un tufillo electorero de mala clase. Y me pregunto, como millones de colombianos: ¿cuándo será que nuestros gobernantes colocarán los intereses supremos de la nación por encima de sus miserias y egoísmos mezquinos? De otro lado (para utilizar la detestable expresión de los locutores televisivos de noticias), creo que una excelente salida para la rentabilidad de la mina es convertirla en atractivo ecoturístico. Los socavones, las pocetas, las increíbles formaciones del azufre son un reclamo turístico y fotográfico de primer orden.

Los visitantes redondearían maravillosamente su viaje recorriendo otros parajes de singular belleza del Parque Puracé como el Camino de las Orquídeas, en el sector de Pilimbalá, donde hay cabañas para los turistas.

También pueden admirarse la Cascada de Bedón y los Termales de San Juan. La entrada a estos escenarios es la ciudad de Popayán, tesoro no solo de los caucanos sino de todos los colombianos. Regresé feliz viendo cómo las gentes de la región quieren a su páramo del Puracé como reserva natural y fuente de agua.

Notícula: nada que ver con lo anterior, o tal vez sí. ¿Cuándo educaremos a nuestras gentes sobre el respeto al agua para que el Día de los Inocentes no la desperdicien mojando a cuanto transeúnte pase por la calle? Por ejemplo, en la ciudad de Ipiales. Creo que en África, donde mueren de sed, no jugarían así con el vital elemento. andreshurtadogarcia@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.