Anótese a una rumba sana

Anótese a una rumba sana

Tan prohibidos como la pólvora son los globos de papel. Aunque parecen inofensivos, también han sido motivo de múltiples accidentes y daños a la propiedad privada.

31 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

No es sino recordar los perjuicios ocasionados a las instalaciones de Sofasa en el municipio de Envigado, que casi de inmediato produjeron la emisión de un decreto que prohibe la fabricación, almacenamiento, expendio, transporte, distribución y uso de globos en esta localidad.

La misma restricción rige para todos los municipios de Antioquia, recordaron los bomberos de Medellín.

El año pasado otro globo causó una conflagración y destrucción total del supermercado Rapimerca, también en Envigado, dejando pérdidas por 500 millones de pesos.

Globos que no vuelan Si bien las restricciones han dado resultados y han disminuido la cantidad de globos caseros, aún se ve que en muchos sitios del valle de Aburrá es motivo de reunión comunitaria la fabricación de los rombos de papel que colman los cielos en diciembre .

A un lado de la calle se organiza el papel globo de diferentes colores, a otro lado está la pega (en muchos de los casos todavía utilizan pegante casero conocido como engrudo) y los implementos para la mecha.

Juan Felipe Lozano, del barrio Guayabal, con apenas 11 años, dice que todo este trabajo tiene similitud con la fabricación de las cometas porque los materiales son parecidos.

Su papá y sus tíos le han enseñado todo el proceso de la armazón del globo pero lo curioso es que no lo ponen a volar, sino que se vuelve parte de los juegos de los niños en la noche del 31 de diciembre.

Explica el niño que con los amiguitos del barrio toman el globo y corren con él para llenarlo de aire pero que han aprendido que los globos son tan dañinos como la pólvora y pueden causar estragos.

No faltan las historias de los familiares que narran navidades anteriores en las que los globos formaban parte de la agenda de tres fechas especiales: 8, 24 y 31 de diciembre.

Pese a que los globos o la pólvora pueden parecer divertidos, es bueno recordar que sigue siendo mejor prevenir que curar y por eso aquí les sugerimos unas recomendaciones para pasar un fin de año sin emergencias.

LA PÓLVORA NUNCA ES SEGURA Así sea manipulada por un adulto, la pólvora siempre será riesgosa. Por eso la mejor forma de prevenir accidentes con ella es erradicar su uso en las festividades familiares.

Los expertos como el secretario de Salud de Antioquia, Felipe Aguirre, recomiendan que en caso de un accidente por uso de pólvora se evite recurrir a los remedios caseros para tratar de aminorar la quemadura.

Aguirre recordó que la red hospitalaria de todo el departamento queda en alerta permanente durante el 31 de diciembre y el primero de enero por lo que pueda suceder.

Anotó que mientras más rápido se acuda a los servicios de salud hay más posibilidades de subsanar las quemaduras o heridas.

La mayoría de la pólvora que se quema en los barrios solamente genera explosiones ensordecedoras.

Para los que prefieran las luces y las figuras que forman los juegos pirotécnicos se recomienda ver las programaciones decembrinas de los diferentes municipios del valle de Aburrá, que incluyen este tipo de atracciones.

SIEMPRE LEGAL Como es de esperarse, el consumo de licor se incrementa durante las festividades de fin de año y es mejor prevenir para evitar inconvenientes.

Recuerde que debe comprar el licor en expendios debidamente autorizados y de su total confianza y desconfiar cuando se ofrecen botellas muy por debajo de los precios oficiales.

El licor adulterado se reconoce fácilmente porque trae sedimentos, los colores del líquido varían y la etiqueta y la tapa son diferentes a las de las botellas legales.

El licor adulterado puede ocasionar tres tipos de intoxicaciones: La leve produce fatiga, dolores de cabeza, mareo, vómitos y disminución de la agudeza visual.

La moderada genera vómitos, cólicos, dilatación de la pupila, falla de riñones e hígado.

Y la intoxicación grave compromete fallas en los pulmones, hígado, riñones, pérdida visual permanente, tensión arterial baja, toxicidad del sistema nervioso, convulsiones, estupor y pérdida del conocimiento.

OJO CON LOS GLOBOS Tenga en cuenta que aunque los globos desciendan en una zona deshabitada, en muchas ocasiones caen con la mecha aún prendida y pueden quemar los prados y ocasionar daños forestales en los alrededores.

Se presentan casos en que el recorrido es corto y aterrizan en las terrazas vecinas ocasionando quema de lo que se encuentre en las azoteas de las viviendas o negocios, como ya ha ocurrido.

Recuerde que no hay forma de direccionar un globo y por lo tanto no puede estar seguro de perseguirlo y recogerlo antes de que ocasione daños.

Mientras más grande la mecha, mayor el daño.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.