Fajardo y Gaviria consiguieron escindir a Empresas Públicas

Fajardo y Gaviria consiguieron escindir a Empresas Públicas

Uno de los trabajos más duros que cumplió el alcalde Sergio Fajardo fue presentar y que el Concejo le aprobara el proyecto de Acuerdo que modifica la estructura de Empresas Públicas de Medellín (EPM).

29 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

En febrero de este año Fajardo y el gerente de EPM, Juan Felipe Gaviria, presentaron oficialmente el proyecto de consolidación del grupo empresarial EPM.

El proyecto traía consigo una de las más impopulares propuestas como fue la escisión del negocio de telecomunicaciones de EPM, para luego fusionar en una sola empresa a todas las filiales.

En octubre el Concejo de Medellín le dio el sí al proyecto, después de haber escuchado cientos de voces.

Para Gaviria, la aprobación del Concejo Municipal fue como “haber ganado las elecciones”.

Sacar de la matriz de EPM la parte que corresponde a las telecomunicaciones le permitirá a la empresa paisa fortalecer sus alianzas estratégicas con la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB).

Ambas compañías comparten por partes iguales la propiedad de Colombia Móvil-OLA y esperan quedarse con los clientes de la empresa de telecomunicaciones de Barranquilla (Batelsa). Este negocio aún no se ha concretado, por cuanto no se define el precio de esa compañía.

También han visualizado la participación conjunta en otras adquisiciones como, por ejemplo, Internexa que pertenece al grupo empresarial ISA.

Según Gaviria, en el primer semestre del 2006 deberá quedar definida la nueva estructura empresarial de la telefónica que agrupará a ocho filiales del sector.

Entre otros servicios la nueva empresa prestará en paquete larga distancia, Internet, televisión por suscripción y datos, entre otros.

Además, esta empresa tendrá clientes en las principales ciudades de Colombia, como Bogotá, Medellín, Pereira y Montería, entre otras.

LA POLÉMICA POR LOS MINUTOS Aunque el cambio de cobro de la telefonía fija de impulsos a minutos fue una decisión nacional, en Medellín la polémica saltó a los estrados judiciales, por cuenta de una demanda interpuesta contra Empresas Públicas de Medellín (EPM).

A partir de enero los usuarios de la entidad y de las telefónicas del país empezarán a pagar la nueva tarifa que, según los propios directivos de EPM, no significa descuentos ni rebajas. Los usuarios del valle de Aburrá quedan a la expectativa de lo que pueda pasar con la demanda que exige que prevalezca la tarifa anterior, donde un impulso equivalía a tres minutos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.