Pacto entre senderistas y ‘narcos’ por control de selva

Pacto entre senderistas y ‘narcos’ por control de selva

Trece policías asesinados en las últimas dos semanas es el alarmante saldo de lo que los analistas han calificado como la peligrosa alianza entre terroristas y narcotraficantes en la selva peruana.

22 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

Ocho de los efectivos policiales fallecidos fueron emboscados el martes por una columna de Sendero Luminoso en la localidad de Aucayacu, región de Huanuco (al noreste de Lima), lo que motivó una urgente reunión del Consejo de Defensa Nacional del gobierno de Alejandro Toledo para tratar el tema.

La patrulla policial fue atacada a tiros por integrantes de la facción senderista que opera en la zona, liderada por el ‘Camarada Artemio’. Solo un suboficial sobrevivió.

La respuesta de las autoridades se inició de inmediato, con la búsqueda por aire y tierra de los senderistas, en una de las zonas de mayor cultivo de hoja de coca del país, denominada Valle del Huallaga.

Ante la delicada situación y los pedidos de varios sectores políticos, el Gobierno decretó anoche el estado de emergencia en la región selvática del Alto Huallaga. El estado de excepción durará 60 días y afecta principalmente a seis provincias de la región amazónica central, una de las principales zonas cocaleras de Perú, explicó Toledo.

El Presidente agregó que dotará a la Policía y a las FF. AA. de los recursos necesarios para acabar con los remanentes terroristas.

Para muchos, este compromiso llega con cierto retraso, pues inclusive el propio presidente del Consejo de Ministros, Pedro Pablo Kuczynski, advirtió en septiembre de un rebrote terrorista que fue rotundamente rechazado por el mandatario.

Pacto con narcos Según especialistas como Jaime Antezana, el ataque senderista confirma que las facciones terroristas han cambiado su estrategia a fin de reorganizarse de la mano de un pacto con el narcotráfico, apoyados por agricultores de hoja de coca en las zonas de mayor cultivo de este producto en la selva peruana.

Para Antezana, “las acciones de Sendero ya no son manotazos de ahogado de pequeños remanentes” y conminó a reconsiderar sus posiciones a las autoridades, que descartaron las advertencias sobre un rebrote terrorista hace algunos meses.

Al respecto, el especialista agregó que resulta peligroso que el candidato Ollanta Humala intente incluir en su plancha presidencial a dirigentes que representan a productores de hoja de coca, tal como lo anunció hace algunas semanas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.