Jugar aumenta las defensas

Jugar aumenta las defensas

Las evidencias científicas son contundentes: el contacto de los bebés con otros niños mayores o con animales durante el primer año de vida ayuda a formar su sistema inmune de manera más saludable.

21 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

“El primer año de vida es un período altamente favorable para el desarrollo, y si el bebé va a la guardería o tiene hermanos queda expuesto a todo lo que los niños suelen hacer. Esto estimula la inmunidad innata y aumenta las defensas que en la vida lo protegerán de las enfermedades que se están asociando con el medio ambiente”, señaló el doctor Steven Kleeberger, director del Laboratorio de Biología Respiratoria del Instituto Nacional de Salud y Medio Ambiente de Estados Unidos.

Según parece, la exposición a lo que podría considerarse más dañino se da en los primeros años de vida: “Y cuanto más temprano sea, mayor será la protección obtenida”, señaló Kleeberger.

Investigaciones sobre la respuesta del sistema inmune en niños que crecieron en el campo y expuestos a los trabajos que se realizan en un establo y a la leche de vaca recién ordeñada demostraron una mayor protección contra enfermedades respiratorias, como el asma.

Más cercano a las posibilidades urbanas, convivir con perros y gatos en el hogar demostró tener un efecto altamente protector para los menores. “Está demostrado que la exposición a mascotas y a agentes como virus y bacterias durante el juego o en la guardería reduce la posibilidad de contraer asma”, dijo.

En cambio, factores como la contaminación del medio ambiente y la alimentación elevan esa posibilidad. “La influencia del medio ambiente no sólo aumenta la severidad del asma, sino que la contaminación crea nuevos casos –señaló Kleeberger–. Sólo la exposición al ozono en el ambiente triplica la cantidad de casos”.

Entonces, ¿qué tiene mayor peso sobre nuestra salud: los genes o el medio ambiente? La ciencia recién empieza a conocer (y debate) cómo ambos interactúan para favorecer la aparición de tumores, desórdenes inmunes, males neurológicos y afecciones respiratorias.

“No podría responder esa pregunta aún, pero muchos estudios ya demuestran que ciertos genes pueden volvernos susceptibles al ozono, a partículas en el aire u otros agentes”, señaló Kleeberger, para quien algunas personas podríamos tener en los genes una combinación de polimorfismos que predispone al efecto de los agentes externos.

“En este siglo, los médicos y los investigadores debemos estar más conscientes de la contribución genética de cada individuo en la susceptibilidad o las respuestas del organismo, como también de características individuales como la alimentación o la forma en que envejecemos –dijo–. Los científicos cada vez conocen más sobre la ‘ideología’ de las enfermedades, lo que permite atribuirlas a la herencia familiar, aunque hay que mirar también hacia otros factores”.

Los trabajos de centros como el Niehs en esta línea hacen posible, a juicio del experto, que aumente la conciencia de la relación entre el medio ambiente y la salud, como ocurre en el asma, el mal de Parkinson o los desórdenes inmunes. Esto también ayudará a conocer cómo responde el cuerpo a la exposición al medio ambiente.

“Entenderemos mejor cómo tratar las enfermedades y, más importante, cómo prevenirlas”, apuntó el investigador.

Por lo pronto, las tres grandes prioridades en el cuidado del medio ambiente son el suelo, el agua y el aire. “Estamos hablando de cuidar lo que respiramos, lo que comemos y lo que tomamos y de cómo el ambiente que nos rodea influye en nuestro organismo de manera positiva o negativa”, finalizó Kleeberger.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.