¡Y fue Cali pachanguero!

¡Y fue Cali pachanguero!

No se saber cuál de los jugadores del Deportivo Cali le pidió al niño Dios un carro de bomberos. Pero ayer, por cuenta de la octava estrella, recibió su regalo: uno de verdad, en el que el plantel del nuevo campeón comenzó, a las 8 de la noche del domingo, el festejo por el título.

20 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

La ciudad se paralizó, literalmente. Entre el desfile y la construcción del MIO, el sistema de transporte masivo, no había vías. El carro de bomberos se demoró poco menos de tres horas en hacer un recorrido que no toma, con todo y obras, más de 20 minutos.

Mientras el plantel recorría la ciudad, en el barrio San Vicente, frente a la sede del Cali, la fiesta tomaba forma. En una tarima, una orquesta se alternaba con el ‘Pachito E’ché’. Los hinchas acumulaban botellas como si fuera el último día que se vendiera licor en el mundo.

En la puerta de la sede, los hinchas se abrazaban y en cada palmada saltaba una nube de harina. Algunos tenían radio para saber por dónde venía la caravana... hasta que se les acabó la pila del celular a los reporteros.

Én medio de la fiesta, casi de incógnito, estaba John Meneses, el arquero suplente. Si no fuera porque todavía tenía puestos la camiseta, las medias y los guayos, parecía un hincha más. “Claro que quería ir en el carro, pero me tocó control al dóping y me demoré. Me tuve que tomar como seis bolsas de agua”, decía entre risas. Llegó en taxi y se demoró dos horas menos que el carro de bomberos...

Cerca de las 11 de la noche, los jugadores entraron como pudieron a la sede.

El primero en hacerlo fue Nelson Rivas, que atravesó un pasillo colmado de hinchas que no dejaban más de 30 centímetros para el paso de los jugadores.

Luego pasaron, en su orden, Óscar Díaz, Bréiner Belalcázar y Hugo Rodallega, a quien se le atravesaban para abrazarlo. Lo mismo pasó con Ricardo Ciciliano, Jaime Riveros y el técnico Pedro Sarmiento. “Gracias, hermanito, gracias por todo”, de decía un hincha que no lo quería soltar y que armó en el pasillo un trancón peor que el de la calle. En el segundo piso de la sede comenzó la celebración privada, aunque desde afuera se podía ver todo a través del gigantesco ventanal.

Dos orquestas esperaban a jugadores e hinchas, en una fiesta que fue el mejor regalo de navidad para todos. Como el carro de bomberos que algún jugador del Cali le pidió al Niño Dios y le llegó cuando ya era grande.

.

De ‘Pachito Eché’ Ayer, en la columna ‘Meluk le cuenta...’ de Lunes Deportivo, en la sección ‘...y contesta’, pibliqué una versión, consultada con hinchas del Cali, sobre el porqué la canción ‘Pachito Eche’ se convirtió en el himno del equipo.

El lector José Victoria escribió ayer que esa historia se remontá mucho antes de la conquista del primer título en 1965, bajo la dirección de ‘Pancho’ Villegas.

El corresponsal dice: “Su origen es en la época de ‘El Dorado’cuando jugaron Cervino, Vilariño, Valeriano, Vides Mosquera, Fernando Walter, Feliciani y Chiarini, entre otros. En las tribunas del Pascual Guerrero se oía la canción. Fue coincidencia”.

Otro lector, Felipe Melo, dice: “Creo que en la época de ‘El Dorado, cuando la canción estaba de moda, las barras del Cali preguntaban algo así como ‘¿cúal es el mejor equipo?’ y después, ellas mismas contestaban: ‘ya lo voy a decir, ya lo voy a decir , ya lo voy a decir... ¡Cali! No estoy seguro, pero creo que por ahí va la cosa...”.

De ´Pachito Eche´.

Ayer, en la columna ´Meluk le cuenta...´ de Lunes Deportivo en la sección ´...y contesta´, publiqué una versión, consultada con hinchas del Cali, sobre el porqué la canción ´Pachito Eché´ se convirtió en el himno del equipo.

El lector José Victoria escribió que esa historia se remontá mucho antes de la conquista del primer título en 1965, bajo la dirección de ´Pancho´Villegas.

El corresponsal dice: "Su origen, es en la época de ´El Dorado´cuando jugaron Cervino, Vilariño, Valeriano, Vides Mosquera, Fernando Walter, Feliciani y Chiarini, entre otros. En las tribunas del pascual Guerrero se oía la canción. Fue coincidencia".

Otro lector, Felipe Melo, dice: "Creo que en la época de ´El Dorado, cuando la canción estaba de moda, las barras del Cali preguntaban algo así como ¿cúal es el mejor equipo? y después, ellas mismas contestaban: ´ya lo voy a decir, ya lo voy a decir...¡Cali! No estoy seguro pero creo que por ahí va la cosa..." .

CALI QUIERE...

Cali ya piensa en reforzarse para la Copa Libertadores. El primer refuerzo en carpeta es Jaír Benítez (foto). “Estamos trabajando en eso”, dijo el presidente Rodrigo Otoya, quien ratificó la continuidad del técnico Pedro Sarmiento.

La directiva ha pensado en el argentino Gabriel Fernández (foto), pero el pedido del jugador que estuvo en Millonarios fue alto. Si llega Fernández, Jaime Riveros sería reubicado. Se busca un arquero para alternar con Juan P.

Ramírez. Juan C. Ramírez (Santa Fe), es otro en la baraja

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.