Militares intentaron conspirar contra el presidente Chávez desde Colombia

Militares intentaron conspirar contra el presidente Chávez desde Colombia

La escena de ayer en Santa Marta del presidente Álvaro Uribe tomándole fotos con una cámara aficionada a su colega venezolano, Hugo Chávez, y viceversa, en medio de risas y abrazos repetidos, dice mucho sobre el nuevo rumbo de las relaciones entre los dos mandatarios.

18 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

En los albores del 2005 las relaciones entre estos dos presidentes en trance de reelección llegaron a uno de sus peores momentos. La captura, al parecer ilegal, del guerrillero de las Farc Rodrigo Granda, llevó a Chávez a suspender algunas operaciones comerciales y a exigirle a Uribe que le pidiera perdón en público.

Pero esas relaciones tempestuosas parecen haber quedado en el pasado. Lo que hay ahora entre los mandatarios es una especie de complicidad o coquetería que les ha permitido sacar adelante varios proyectos y marcar la agenda bilateral con un interés económico conjunto.

(CORRECCIÓN: EN SU EDICIÓN DEL 18 DE DICIEMBRE PASADO, ESTE DIARIO PUBLICÓ UNA INFORMACIÓN EN LA QUE SE DIJO: ‘CONFIRMADA LA VENTA DE MONÓMEROS A VENEZUELA’. EL VICEPRESIDENTE FINANCIERO DE ECOPETROL, CARLOS ALBERTO SANDOVAL, DIRIGIÓ UNA CARTA A EL TIEMPO EN LA QUE SEÑALÓ QUE LO ÚNICO QUE EXISTE ES UNA CARTA DE INTENCIÓN EN LA QUE EL IFI EN LIQUIDACIÓN Y ECOPETROL OFRECEN EN VENTA LAS ACCIONES QUE POSEEN EN LA CITADA COMPAÑÍA Y A SU VEZ, PETROQUÍMICA DE VENEZUELA MANIFIESTA SU INTERÉS DE ADQUIRIRLAS.).

Ayer, por ejemplo, aunque el objetivo central de la cita era conmemorar los 175 años de la muerte del Libertador, se avanzó bastante. Quedó cerrada la venta de Monómeros Colombo-venezolanos al Gobierno de Chávez. Colombia tenía el 47 por ciento de la propiedad de esta empresa binacional que produce abonos e insecticidas. Además de quedarse con todas las acciones, Chávez anunció que le dará más recursos a la empresa.

También quedó lista la venta de gasolina venezolana a las comunidades colombianas de la frontera, a un precio mucho menor que el oficial en Colombia. A partir de mañana, en una primera fase, se venderán 11 millones de litros de ese combustible venezolano en La Guajira, a un costo cercano a los 2.500 pesos galón (el precio de la colombiana en esa región es de 6.100 pesos).

A petición del gobernador del Magdalena, Trino Luna, Chávez aceptó suministrar gasolina a Santa Marta al mismo precio de la frontera.

Igualmente se reforzaron los compromisos para la construcción del gasoducto entre Paraguaná y La Guajira, y el poliducto entre Maracaibo y el pacífico colombiano.

Los dos presidentes comenzaron a explorar ayer la posibilidad de construir una represa de manera conjunta en territorio colombiano, aprovechando el río Zulia para surtir de agua y de energía a las comunidades de la frontera.

Ante el llamado ‘altar de la patria’, en la Quinta de San Pedro Alejandrino, Chávez pidió a los colombianos “no creer más” en las versiones que lo relacionan a él como auxiliador de la insurgencia. “Basta de ráfagas, basta ya de tanta fusilería y basta de tanto dolor”, dijo Chávez desautorizando la acción de los grupos armados ilegales.

No a conspiración Sensibilizado por estas afirmaciones de Chávez, el presidente Uribe confirmó que los militares golpistas venezolanos que se encuentran en Colombia visitaron a algunos de sus homólogos colombianos en una guarnición oficial.

Y dijo que al ser enterado de ese hecho tomó la decisión de negarles el asilo. Y sentenció: “Ni terrorismo en Venezuela ni terrorismo en Colombia.

No permitiremos el uso de nuestra patria para conspirar contra una nación hermana”.

Al final, en el día en que se conmemoraban los 175 años de la muerte del Libertador, Uribe y Chávez terminaron, cuando el sol ya se ponía, recitando los mismos párrafos de una carta que Bolívar envió a una de sus amantes y prima, Fanny, con quien había compartido el fragor de la batalla y las mieles del amor, escrita el 6 de diciembre de 1830, 11 días antes de su muerte.

ROSEMBERG Y PIEDAD Rósemberg Pabón, ex guerrillero del M-19 que lideró la toma de la embajada dominicana, apareció en la comitiva de Uribe. Pabón, que renunció hace poco al Polo Democrático, fue presentado por el Presidente a Chávez, quien lo abrazó emocionado.

La senadora Piedad Córdoba, crítica de Uribe, apareció en la Quinta de San Pedro, pero en la delegación venezolana. Lucía una camiseta que decía: “¡Fuera Bush!” y “Todos contra el imperialismo yanqui”. Cuando Córdoba vio a Chávez, corrió a saludarlo y le dio un mensaje que no quiso revelar. Lo hizo frente a Uribe, que le sonrió. Chávez le pidió un abrazo para Uribe y ella lo besó en la mejilla.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.