Fotografías que dejan ver hasta los poros

Fotografías que dejan ver hasta los poros

David Remnick, el editor de la revista The New Yorker, compara el trabajo del fotógrafo Martin Schoeller con el del fallecido Richard Avedon. “Martin ha hecho retratos desde más cerca que incluso hiciera nunca el mismo Avedon –dice Remnick–. Las fotos de Close up –un Jack Nicholson de mirada demoniaca, el Prince con aspecto de Jesús, la Britney Spears inexpresiva, el Brian Wilson arrugado– son fantasmagóricamente sinceras e hiperreales”. Remnick tiene toda la razón. Schoeller, en este libro de la editorial alemana Teneus, demuestra el primer plano siempre ofrece una segunda mirada.

18 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

En su libro aparecen 75 personalidades de diferentes ámbitos de la cultura, el deporte, la política y las finanzas. La magia está en que este treintañero los haya convencido de mostrar todas las imperfecciones que permite una mirada de verdad detenida.

Las pequeñas cicatrices, los lunares que oculta el maquillaje, la textura de la piel, los poros dilatados, las manchas, los vellos mal afeitados. Es tal la cercanía de la cámara de este hábil fotógrafo que, en algunos casos, es dificil reconocer a la celebridad.

Eso no quiere decir que Schoeller los deforme, es todo lo contrario, este artista devela. Muestra la verdad de Brad Pitt, Eminem, Lance Armstrong, Kevin Bacon o el rebelde y casi siempre malencarado Collin Farrel. Sorprende también ver que Eric Clapton acusa menos daños vitales que el diez veces más zanahorio Sting, a quien el paso del tiempo está atropellando en la frente.

Iggy Pop, bastante cuarteado por los excesos, parece sostenido en el tiempo desde hace dos décadas. En su momento parecía de vejez precoz, pero logró hacer un trato con Cronos, más o menos en los mismo términos que Oscar Wilde.

El famoso y rebelde mechón de Donald Trump luce atenuado y su colega Ted Turner, el hombre de CNN, se ve intacto.

Los dos únicos hombres que aparecen con maquillaje son Marilyn Manson y Prince, quien deja ver una gruesa capa de maquillaje color piel en sus cachetes.

La prueba de fuego es para Angelina Jolie, quien de muestra que lo suyo es genética pura, al menos en el rostro.

El libro se consigue en Forum Discos y Libros

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.