CONSULTORIO

CONSULTORIO

17 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

** En desacuerdo con el pico y placa para los particulares Tengo muchas cosas que anotar con respecto al tema del pico y placa. En primer lugar, ¿por qué tengo que tomar un taxi para ir a mi trabajo si soy propietario de un carro? No ocupa ese vehículo de servicio particular el mismo espacio, en la misma ruta y en la misma hora que si lo hiciera yo en mi ‘nave’? ¿No es evidente que la gran mayoría de carros que circulan por la ciudad son taxis? ¿Será que a los dueños de carros particulares nos están endosando el problema del desempleo y, por eso, nos obligan a pagar transporte? Cuando voy en mi carro y paro en un semáforo me siento como Mauricio Babilonia, rodeado de amarillos. Por cada particular hay por lo menos cinco taxis circulando ¿y dentro de un año, cuántos habrá? Si uno solo tiene que hacer dos trayectos al día -ir y volver del trabajo- y hay buses que sirvan, estaré completamente complacido con la norma; pero si, en cambio, para llegar al destino hay que hacer varios trasbordos -por falta de una ruta directa- o toca tomar taxi, esto no es negocio, pues ¿cuánto nos vale? ¿Acaso, está el Gobierno cayendo en el facilismo de perjudicar al más débil? Como no pudieron con los taxistas, porque están unidos, quieren tomarla con nosotros los particulares. ¿No es eso una actitud violenta que generará más pobreza y, por ende, más violencia? ¿Ahora, no podría ser el pico y placa sólo en algunos sectores de la ciudad o solamente en las avenidas principales? Y qué tal el caso de la carrera treinta. Invertir millones de pesos en hacer una vía moderna y rápida para usarla despacio, a la antigua; mejor la hubieran dejado como estaba. ¿Por qué será que creen que los colombianos no podemos circular a ochenta o cien kilómetros por hora? De pronto porque algún imprudente peatón se atraviesa y es arrollado, entonces ¿todos los carros pagan? Me pregunto, si se presenta una tragedia aérea habrá que pedir que los aviones vuelen más bajito o más despacio? Y lastimosamente, en todo esto no se intuye sino el vulgar deseo de quitarnos nuestro dinero, como otra sutil forma de inseguridad callejera, de atraco. ¿Estaré equivocado? Gracias por su tiempo. La verdad es que estoy muy preocupado por esta situación y estaría dispuesto a hacer algo para solucionarlo. Tengo algunas ideas que creo podrían ayudar.

Jorge Sandoval.

** Comunicación de impuestos, todo un atropello Quisiera quejarme por una comunicación que recibí el 2 de diciembre pasado de la Dirección Distrital de Impuestos, en la que expresan –literalmente– que “en el Registro Distrital Automotor, usted NO figura como propietario del vehículo de placas ...”. Luego dice: “Comuníquese con la Línea 195 o vaya a los Servicios Especializados de Tránsito y Transporte (Sett) más cercano”.

Estuve en el Sett de Cedritos, en donde había, por lo menos, unas 60 personas con esta misma comunicación. Lo único que nos explicaron era que había que sacar un certificado de tradición, documento que cuesta 12.200 pesos.

No es justo que envíen este tipo de documentos y se deban pagar más impuestos. En la línea 195 una funcionaria de la Dirección de Impuestos, después de varios intentos, me explicó que esa comunicación es para los propietarios que van a vender su vehículo y que tienen que hacer todos los trámites de traspaso, lo cual nunca aclaran en dicha comunicación”. Acudo a su medio para dar a conocer este tipo de atropello.

Guillermo Esguerra.

** ¿Quién es la autoridad nacional en materia de tránsito? Me gustaría saber cuál ley o código establece la autoridad sobre el manejo del transito en las ciudades. Y si para el eficaz desempeño de sus funciones y cumplir –a cabalidad– con todas las normas automovilísticas se les obliga a portar chalecos reflectivos, conos, paletas de pare, reductores de velocidad, etc.

Acá, en Villavicencio, cualquier policía hace retén en cualquier calle de barrio, sin cumplir con la normatividad exigida. Van en motos y sin portar el chaleco ni el casco exigido. Además, nunca veo que multen a nadie, pese a que tiene la libreta para hacerlo. ¿Quiero saber si estos retenes relámpagos son legales? R/. “La Ley 769 del 2002, en su artículo séptimo habla sobre el cumplimiento del régimen normativo. Aquí se establece que las autoridades de tránsito velarán por la seguridad de las personas y por las cosas en la vía pública y privada, abiertas a todo el mundo. Sus funciones serán de carácter regulatorio y sancionatorio; y sus acciones deben ser orientadas a la prevención y la asistencia técnica y humana a los usuarios de las vías.

Por otro lado, las autoridades de tránsito podrán delegar –en entidades privadas– el aporte de pruebas de infracciones de tránsito, el recaudo de las multas correspondientes, la tramitación de especies venales y todos los trámites previstos en las normas legales y reglamentarias, salvo la valoración de dichas pruebas.

Cada organismo de tránsito contará con un cuerpo de agentes de tránsito que actuará únicamente en su respectiva jurisdicción. Mientras, el Ministerio de Transporte tendrá a su cargo un cuerpo especializado de agentes de tránsito de la Policía Nacional, que velará por el cumplimiento del régimen normativo de tránsito en todas las carreteras nacionales, por fuera del perímetro urbano de distritos y municipios.

Cualquier autoridad de tránsito está facultada para abocar el conocimiento de una infracción o de un accidente, mientras la autoridad competente asume la investigación.

Parágrafo 1°. La Policía Nacional, con los servicios especializados de Policía de Carreteras y Policía Urbana de Tránsito, tiene la misión de brindar seguridad y tranquilidad a los usuarios de la Red Vial Nacional.

Parágrafo 2°. La Policía Nacional reglamentará el funcionamiento de la Seccional de Formación y Especialización en Seguridad Vial, de sus cuerpos especializados de policía urbana de tránsito y policía de carreteras como instituto docente, con la facultad de expedir títulos de idoneidad en esta área, en concordancia con la Ley 115 de 1994.

Parágrafo 3°. El Ministerio de Transporte contribuirá al desarrollo y funcionamiento de la Escuela Seccional de Formación y Especialización en Seguridad Vial.

Parágrafo 4°. Los organismos de tránsito podrán celebrar contratos y/o convenios con los cuerpos especializados de policía urbana de tránsito, mediante contrato especial pagado por los distritos, municipios y departamentos y celebrado con la Dirección General de la Policía. Estos contratos podrán ser temporales o permanentes, con la facultad para la Policía de cambiar a sus integrantes por las causales establecidas en el reglamento interno de la institución policial”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.