Alertan por una mayor inflación SALARIO / ANALISTAS TEMEN QUE SE DISPARE EL DESEMPLEO Inc

Alertan por una mayor inflación SALARIO / ANALISTAS TEMEN QUE SE DISPARE EL DESEMPLEO Inc

(EDICIÓN BOGOTÁ) A partir del primero de enero los colombianos que devengan el salario mínimo verán incrementar sus ingresos diarios en 883 pesos. Para algunos ese monto no compensa los aumentos en el costo de vida como las alzas del transporte que se avecinan pero para otros el ajuste debió ser menor. (VER GRÁFICA)

16 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

Según el Dane cuatro millones y medio de colombianos que hoy viven con 381.500 pesos mensuales el próximo año tendrán que hacerlo con 408.000 pesos.

En porcentaje, el incremento fue de 6,94 por ciento. “Muy bueno”, para los empresarios, “generoso” en opinión del Gobierno pero “muy alto” en concepto de algunos analistas (ver nota anexa).

Para Germán Caballero, representante de la Unión Nacional de Empleados Bancarios (Uneb), “el aumento es una vulgaridad”. “En porcentaje puede sonar relativamente elevado pero en términos reales no le sirve a la gente para mejorar su capacidad de consumo ni para elevar la calidad de vida”.

Caballero lamenta que el precio del dólar haya sido uno de los argumentos de los empresarios para negociar el aumento salarial a la baja. “El costo de vida se mantiene por cuenta de una mayor oferta de productos y alimentos importados pero es ficticio porque cuando el dólar comience a subir el impacto será fuerte”, dice.

Alberto Guzmán, presidente de Sintraindul ( de la industria dulcera), considera que Colombia es el único país que quiere salir de la crisis con bajos salarios. ”Nos extrañan los comentarios de que el aumento debió ser menor porque es claro que para que la economía mejore hay que incrementar el consumo y para esto es necesario que la gente tenga más recursos para gastar”.

Celebración a medias El Senador Alfonso Angarita está de acuerdo con la apreciación de Guzmán.

“Lo justo hubiera sido un aumento de 7,5 por ciento para que se pudiera recuperar el consumo paulatinamente. Personalmente celebro que este año se haya logrado la concertación tripartita pero estoy convencido de que ese acuerdo está muy por debajo de la realidad para mantener el poder adquisitivo”.

Las centrales obreras, los gremios y hasta los analistas económicos también celebran que el incremento sea por acuerdo y no por decreto. Sin embargo pesiste la duda de los trabajadores de ¿por qué los sindicatos cedieron tanto en el porcentaje de la negociación? Guzmán lo interpreta como una forma de demostrar que los trabajadores tienen voluntad de colaborar con el crecimiento de las empresas y el desarrollo del país y así lo ratifican Julio Roberto Gómez, presidente de la CGT; Carlos Rodríguez, de la CUT y Apecides Alvis, de la CTC.

Daniel Rico, presidente encargado de la Unión Sindical Obrera asegura que el problema es otro. “La verdad es que cualquier incremento es insuficiente mientras sigan vigentes los problemas de educación y seguridad social”.

¿QUÉ TAN GENEROSO FUE? El aumento del salario mínimo fue finalmente de 26.500 pesos, tres días después de que el presidente Uribe dijo que había espacio para un ajuste generoso. Para ver qué tan ‘generoso’ fue es necesario revisar el poder de compra de este salario en los últimos años.

Para empezar, en los últimos siete años este incremento sólo supera al de hace un año si se miran los incrementos en pesos de hoy. Por ejemplo, el alza de finales del año 2.000 equivalía a 35.190 pesos actuales, y la decidida a finales de 1999, a 34.930 pesos.

El aumento para el año entrante es de 1,95 por ciento más que la inflación con que se espera que cierre el 2005. Sin embargo, para saber cuál fue la verdadera capacidad de compra del nuevo salario de 408.000 pesos, habrá que esperar 12 meses y observar en ese lapso los cambios de los precios.

Por su parte, el salario que todavía está vigente representó durante el año que termina un poder de compra 1,71 por ciento superior al que tuvo el mínimo durante el 2004.

En la última década, el año en que el mínimo recuperó mayor capacidad adquisitiva fue 1999, cuando con él se pudo comprar 3,77 por ciento más que en 1998.

Si se mira desde 1980, se encuentra que en el 82 el salario recuperó más de 5 por ciento, mientras que el peor año fue 1991, cuando perdió 3,67 por ciento. En el año 2003, a pesar de un aumento nominal de 7,4 por ciento, con el mínimo sólo se pudo comprar exactamente lo mismo que en el 2002.

ALERTA POR UNA MAYOR INFLACIÓN La polémica con respecto al aumento del mínimo se generó antes de la firma del acuerdo logrado el miércoles.

Desde el momento en que se conoció el porcentaje de ajuste, Fedesarrollo envió una carta a los medios advirtiendo que “el incremento debió ser sólo del 6 por ciento”. Según el texto “el 6,94 por ciento compromete la recuperación del empleo formal, una meta importante si se tiene en cuenta que la proporción de trabajadores informales sobre el total de ocupados alcanza un 58 por ciento según la Encuesta de Hogares del Dane”.

La carta agrega que “el generoso aumento compromete la meta de inflación fijada por el Banco de la República para el próximo año, debido al impacto que esta medida tiene sobre los costos”.

Javier Fernández Riva, analista económico no ve la situación tan grave. “Es poco serio decir que un aumento de 1.000 o 2.000 pesos más en el salario afecta el crecimiento. Por el contrario pienso que hubiera sido mezquino por parte del Gobierno concertar este porcentaje después de los aumentos que se hicieron a algunos funcionarios públicos”.

A su turno, el ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, dijo que no existe riesgo alguno que el incremento pueda afectar las expectativas inflacionarias o el mercado del trabajo.

¿MUCHO AUMENTO?.

Javier Sarmiento Trabajador con salario mínimo “En enero del 2006 recibiré 883 pesos diarios más que hoy pero eso no me alcanza ni para el transporte ni para una bolsa de leche. Creo que podría comprarme 8 panes diarios de 100 pesos y eso si es que no sube en pan a partir de enero”.

.

Mauricio Cárdenas Director de Fedesarrollo “6,94 por ciento es un incremento alto para el mínimo. Lo prudente hubiera sido un 6 por ciento. Creo que aumentar los salarios muy por encima de la inflación hace que algunos empleadores decidan no contratar mano de obra”.

.

Oscar Iván Zuluaga Senador “Pienso que el 6,94 por ciento es un incremento bueno. Está acorde con el crecimiento de la economía y permitirá que los colombianos tengan mayor capacidad de compra. Personalmente celebro que trabajadores, empresa y Gobierno hayan logrado ese acuerdo”.

.

Emil Espinoza Trabajador con salario mínimo “Pienso que el aumento del salario es mínimo porque los gastos sonmáximos.

¿Qué compro con 883 pesos? Si acaso una panela o una gaseosa porque para leche no alcanza y para el transporte menos porque el pasaje en transmilenio está a 1.200 pesos”.

1,95% Por encima de la inflación esperada para este año es el incremento del salario que entrará en vigencia desde el próximo primero de enero

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.