A punta de leyes, el mundo ‘acorrala’ a los fumadores

A punta de leyes, el mundo ‘acorrala’ a los fumadores

Existe consenso acerca de fomentar la lucha contra el tabaco, pero cada país entiende ese combate a su manera.

15 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

Por ejemplo, no parece muy claro que la playa sea un espacio donde el humo del tabaco puede dañar la salud de nadie, más allá de la del propio fumador.

Sin embargo, las autoridades del Estado de California, en Estados Unidos, no lo ven así y desde que en 1998 se promulgó allí la primera normativa antitabaco la prohibición de fumar se extiende incluso a lugares tan oreados, abiertos y amplios como son las soleadas playas californianas, tal vez para mayor solaz de surferos y similares.

Otras veces el celo antitabaco llega a extremos que rozan la caricatura, como es el caso de una editorial del Reino Unido que recientemente publicó un libro sobre Isambard Kingdom Brunel, el más importante ingeniero civil de la Inglaterra victoriana y de quien el año próximo se cumple el bicentenario de su nacimiento.

Brunel, un genio visionario que ideó los primeros grandes buques de pasajeros a vapor y construyó algunos de los túneles y viaductos de la línea férrea Londres-Bristol, tenía en cambio el grave defecto de fumar.

De hecho, aparecía fumando en la fotografía de 1857 con que se debía de ilustrar la portada del mencionado libro, hasta que la editorial, por su cuenta y riesgo, decidió retocarla suprimiendo el cigarro con que se deleitaba el gran ingeniero, pues consideraba que su visión no era acorde ni deseable para el lector joven al que iba destinado el texto.

En Israel, donde desde 2001 está en vigor una draconiana legislación antitabaco, el encargado o responsable de cualquier establecimiento u oficina puede llamar a la Policía para que sancione al empleado que sea sorprendido fumando y, si llega el caso, sacarlo del centro de trabajo, incluso por la fuerza.

La pequeña ciudad-estado de Singapur es otro lugar en donde también se extreman las medidas punitivas contra el tabaco en beneficio, naturalmente, de la población; tanto de la que no fuma, como de la que le gustaría hacerlo pero no debe. Las autoridades han ido dando una nueva vuelta de tuerca contra el tabaco, básicamente por medio de elevados gravámenes fiscales o de severas multas.

Irlanda se convirtió el 29 de marzo del 2004 en el primer país del mundo que prohibió fumar en todos los lugares públicos, incluidos los tradicionales pubs y los restaurantes.

En la India, a partir del próximo primero de enero, quedará prohibido por ley mostrar en cine o en televisión imágenes de personas fumando.

El hermético reino de Bután, situado en medio del Himalaya, se convirtió en 2004 en el primer país del mundo en el que se prohibía la compra y venta de tabaco en todo el territorio nacional. Efe

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.