Polémica aprobación de la ley forestal en el Congreso

Polémica aprobación de la ley forestal en el Congreso

De poco sirvieron las voces del Procurador, el Contralor, opositores y varias organizaciones ambientalistas nacionales y extranjeras para evitar que la Cámara aprobara ayer a pupitrazo el polémico proyecto de ley general forestal.

14 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

Para su último debate transcurrieron 11 sesiones sin que el Gobierno lograra conseguir el quórum reglamentario, pero ayer, sin mayor discusión, 81 representantes votaron a favor del informe de la subcomisión. Once votaron en contra.

Pese a las reiteradas peticiones de los opositores al proyecto de votar uno a uno el articulado, el presidente de la Cámara, Julio Gallardo, abrió la votación y en menos de un minuto el asunto quedó liquidado.

El representante Armando Amaya, ponente de la iniciativa explicó que “desafortunadamente los que tenían proposiciones radicadas no asistieron a las reuniones de la subcomisión a pesar de que fueron convocados”. Por el contrario, estos últimos dijeron que nunca fueron invitados a esas sesiones en las que, según Amaya, se conciliaron los textos procedentes y los improcedentes.

La votación del informe de la subcomisión también deja dudas. Hay quienes creen que este debió publicarse para su votación, pero las versiones son contradictorias. Amaya le dijo a EL TIEMPO que el informe se publicó pero muchos congresistas no lo conocieron, pues tampoco fue leído durante la sesión.

El debate se desarrolló en medio de gran algarabía. Fue tal el desorden que algunos admitieron desconocer que era lo que estaban aprobando. Otros ni siquiera supieron definir en qué consistía el vuelo forestal, uno de los ejes fundamentales de la ley.

“Voté los últimos artículos de forma negativa porque había un desorden total en la plenaria que no permitía con claridad indicar o saber qué era lo que se estaba votando. Entonces, ante la incapacidad de una sesión normal con base en el reglamento, donde imperara el orden, lo mejor era votar el proyecto negativamente. Sobre la mesa había proposiciones, que a mi juicio, tenían que ser discutidas y eso no se hizo”, dijo el representante José Luis Arcila.

Ayer, el contralor, Antonio Hernández Gamarra, envió una carta a Gallardo en la que le recordaba la inconveniencia del proyecto y las recomendaciones que ya había hecho en otras oportunidades.

Pero la carta fue conocida por la plenaria después de la aprobación del proyecto.

En la mañana, el procurador Edgardo Maya, insistió ante los medios en las “graves consecuencias” que traería la ley para el patrimonio colombiano y anunció que iría a la plenaria a hacerle oposición frontal, pero no llegó.

También organizaciones ambientalistas y ex ministros del Medio Ambiente expresaron a lo largo del trámite del proyecto los peligros que representa la ley (ver recuadro) Pese a esas dudas, el ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, dijo que todas las críticas obedecían a la “mitología surrealista” y calificó el debate como “transparente” y dijo que la aprobación de la ley era un “triunfo para el país”. Según el funcionario, el proyecto lo que hace “es traerles competencia e incentivos a la reforestación comercial”.

En la mañana, durante una rueda de prensa, Arias y la ministra del Medio Ambiente, Sandra Suárez, dijeron que hay fuerzas oscuras provenientes de sectores económicos detrás de la oposición que se adelantaba al proyecto.

Cumplido este último debate, el proyecto de ley deberá ser conciliado con lo aporbado por el Senado y luego pasara a sanción presidencial, pero ayer mismo varios congresistas anunciaron que la iniciativa será demandada ante la Corte Constitucional por vicios en su trámite.

HABLAN LOS EX MINISTROS Juan Mayr, ex ministro de Medio Ambiente: “ Meterle la mano a la reserva forestal del país es sumamente delicado, y el Ministerio de Medio Ambiente no ofrece ninguna garantía técnica ni científica, está manejado sobre lo político”.

Manuel Rodríguez, ex ministro de Medio Ambiente: “El interés oscuro es que se abran los bosques de Colombia a la explotación por multinacionales, que han sido negativas en otras partes. En la forma como está hecha la ley es claramente para entregar bosques naturales importantes a concesionarios madereros”.

81 Representantes votaron a favor del informe de la subcomisión después de que transcurrieron 11 sesiones sin que el gobierno lograra conseguir el quórum reglamentario.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.