La naturaleza dejó huella de su poder

La naturaleza dejó huella de su poder

La ONU ha contabilizado 69 desastres naturales en lo que va de 2005, de los que 31 afectaron a la región de Asia-Pacífico, 12 a Africa y Oriente Medio, 9 a Europa y 17 a América Latina y el Caribe.

13 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

El tsunami en el sudeste asiático, la cadena de huracanes en el Caribe y el terremoto que devastó el norte de Pakistán, fueron los más destructivos.

Las pérdidas ocasionadas en 2005 por desastres naturales relacionados con la meteorología ascendieron a 200.000 millones de dólares, según cálculos de la Fundación Re de Múnich.

Las pérdidas cubiertas por seguros, según los datos del estudio, fueron de más de 70.000 millones de dólares. Según la Fundación Re de Munich, las cifras son significativamente superiores a las de 2004, hasta ahora el año más costos en términos de desastres meteorológicos, cuando las pérdidas económicas fueron de 145.000 millones de dólares y las aseguradas totalizaron los 45.000 millones de dólares.

El terremoto que asoló Pakistán el pasado 8 de octubre causó la muerte de 73.000 personas, heridas a otras 100.000 y destruyó los hogares de otros tres millones.

Aunque el costo de las pérdidas materiales es muy baja frente a los desastres meteorológicos, la crisis humanitaria sigue afectando a los damnificados.

La Cruz Roja y la Media Luna Roja alertaron a la comunidad internacional que los escasos fondos recibidos hasta el momento dificultan la aplicación de sus programas de asistencia a para enfrentar bajas temperaturas en las zonas montañosas, al iniciar el invierno en el norte del país.

-La temporada de huracanes pasó a la historia como la más destructiva.

La naturaleza volcó su furia este año contra Estados Unidos, México, el Caribe y Centroamérica con una sucesión de huracanes que en una espiral de destrucción causaron unos 2.000 muertos y pérdidas de más de 100.000 millones de dólares.

Esta temporada de huracanes ha quedado en los anales de la meteorología como la más intensa y destructiva que se haya registrado y rompió varios récord, incluido el de mayor número de tormentas con nombres superando a la registrada en 1933 y el mayor número de huracanes, echando por tierra el récord de 12 en 1969.

También siete ciclones alcanzaron las categorías tres, cuatro y cinco, y siete fenómenos, entre tormentas y huracanes, tocaron tierra en E.U., sobrepasando las temporadas de 1916 y de 2004.

Tras su devastador paso por Nueva Orleans, el 'Katrina' destronó al huracán 'Andrew' (1992) como el ciclón más destructivo y costoso de E.U.

El 'Katrina' junto con el 'Rita' y el 'Wilma' establecieron el récord de la temporada con más huracanes de categoría cinco, mientras que 'Wilma' se alzó con la distinción del ciclón más intenso de la historia.

Con el 'Rita' se produjo una masiva evacuación en Texas calificada como la más importante que se ha visto en las últimas décadas. A ese huracán se le atribuyen 119 muertos y pérdidas totales calculadas en 16.000 millones de dólares.

El 'Wilma' cobró la vida de 47 personas, incluyendo 22 en Estados Unidos, país donde ocasionó daños estimados en 14.000 millones de dólares y cuantiosas pérdidas económicas en México.

El 'Stan' fue afectó México y Centroamérica. Sus vientos ocasionaron la muerte de 1.153 personas, en su mayoría en Guatemala.

-Indonesia aún no se repone de los estragos de tsunami.

Casi un año después de la tragedia del tsunami, que golpeó a una decena de países del sudeste asiático y que causó la muerte de 225.000 personas, la mayoría en Indonesia, cerca de 13.000 familias afectadas por el maremoto siguen sin tener una vivienda.

La escasez de tierras disponibles está dificultando la construcción de viviendas para acoger a los damnificados principalmente en Sumatra (Indonesia), donde murieron 128.000 habitantes de la isla. Muchos continúan en tiendas de campaña y centros de desplazados de las ONG y organizaciones de ayuda humanitaria.

El Bupati Nasrudin, la máxima autoridad de Aceh Barat -una de las zonas más dañadas por el tsunami y el terremoto del 26 de diciembre del 2004- dijo que en su distrito aún quedan por alojar 13.000 familias (unas 65.000 personas), pero el compromiso de las organizaciones no gubernamentales solo cubre las necesidades de 5.000 familias.

A pesar de que "la comunidad internacional tiene una capacidad muy alta para construir, existe el problema de la falta de tierras, lo que está retrasando todo el proceso" de reconstrucción, indicó.

El litoral occidental de la isla de Sumatra, muestra aún los embates de las olas gigantes que golpearon sus poblaciones el 26 de diciembre de 2004. Al lado de la línea costera, que no termina de estabilizarse, discurre en muchos tramos un enorme pantano, formado a consecuencia de la masa de agua que avanzó tierra adentro una media de tres kilómetros.

La sal del agua marina ha inutilizado muchas tierras agrícolas, pero floreció el negocio de los aserraderos, dada la necesidad de madera para la reconstrucción.

“Señores, yo debo decirlo con honestidad, Cuba no necesita de Estados Unidos ni de Europa. Qué cosa tan deliciosa poder decir que hemos aprendido a prescindir de ellos”.

Fidel Castro, presidente de Cuba. Febrero 8.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.