Irak, elecciones parlamentarias bajo fuego

Irak, elecciones parlamentarias bajo fuego

“Se lo dije en octubre, se lo digo ahora de nuevo. No voy a votar bajo ocupación. Este es un plan de los americanos que beneficia a los chiitas y el Gobierno es cómplice”, dice Ahmed, un sunita de 23 años que reitera su decisión con vehemencia y el dedo índice derecho en alto.

12 de diciembre 2005 , 12:00 a.m.

Ahmed se refiere a las elecciones parlamentarias que se realizarán el próximo jueves, el tercer encuentro en 11 meses de los iraquíes con las urnas, marcado por la profundización del sectarismo, los atentados a gran escala y los asesinatos y secuestros de candidatos.

“Si pudiera mataría con mis propias manos a Ibrahim al Jaafari por colaboracionista”, dice Ahmed refiriéndose al actual primer ministro que se postula a las elecciones con su partido Al Dawa.

Al Dawa goza de cierto prestigio debido a su resistencia a Saddam Hussein.

Pero la reaparición de Saddam Hussein en el juicio que se lleva en su contra –interrumpido hasta el 21 de diciembre después que el ex mandatario envió a los miembros de Tribunal Especial “al demonio” y no se presentó a la quinta audiencia– es otra de las causas de polarización de la sociedad iraquí.

Las fórmulas se repiten al igual que las elecciones de enero y el referéndum de octubre. El Consejo de Ulemas, la organización político-religiosa que representa a los árabes sunitas, anunció que boicoteará las parlamentarias.

Los comicios que elegirían a miembros del Parlamento con un mandato por cuatro años comienzan hoy con la votación de los militares, enfermos hospitalizados y presos, para continuar mañana y pasado con los iraquíes registrados en el extranjero, y culminar el jueves con la votación en todo el territorio.

Pero en este tercer acto del proceso democrático impuesto por la agenda de E.U., los candidatos se dan a conocer públicamente a diferencia de la primera elección. Eso tiene un precio: al menos siete candidatos han sido asesinados en los últimos días, otros fueron secuestrados y algunos retiraron su candidatura.

Lemas de campaña Pero hombres como Ahmed Chalabi –colaborador de la CIA que inventó las pruebas de la existencia de armas masivas de destrucción que provocó la invasión y promovió el juicio a Hussein– promete un “Irak unido”.

“Un hombre para este tiempo y un hombre para el futuro”, asegura ser Iyad Allawi, el ex primer ministro interino nombrado por el procónsul Paul Bremer. Allawi sería el gran elegido de Bush para ser primer ministro otra vez, porque sería mucho más cooperativo con la estrategia del uso del “poder aéreo”, la próxima instancia de la “victoria en Irak”. Si los resultados electorales no le son favorables, la posibilidad de un gran fraude contra los aliados chiitas es posible.

Por su parte, los Soldados del Partido Islámico seguirán las orientaciones del gran ayatola Alí Sistani para que voten por la coalición chiita

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.