¡Cúcuta es un equipo de primera!

¡Cúcuta es un equipo de primera!

Ocho años y 85 minutos tardó el sufrimiento para la afición del Cúcuta Deportivo, que ayer en un partido cerrado derrotó 1-0 al Bajo Cauca y se convirtió nuevamente en un equipo de la Primera A.

11 de diciembre 2005 , 12:00 a.m.

Fue larga la espera de los cerca de 30 mil aficionados que llegaron desde muy temprano al estadio General Santander y que esperaron con ansiedad a que llegara ese gol agónico de Mauricio Molina, a los 40 minutos del segundo tiempo, que devolvió al equipo nortesantandereano a la primera categoría de donde descendió en 1997.

A las 3:25 de la tarde de ayer empezó el sufrimiento que justo dos horas después se convirtió en alegría. Los cucuteños celebraron a rabiar, y no era para menos. El de ayer fue un triunfo que calmó la sed de triunfo y de protagonismo.

El técnico del Cúcuta, Álvaro de Jesús Gómez, no pudo contener las lágrimas al final del juego. Conocidos y desconocidos lo abrazaron y le agradecieron algo que hasta hace seis meses parecía un imposible y que gracias a su trabajo se convirtió en realidad: Cúcuta regresó a la elite del fútbol colombiano.

“Contento y agradecido por haber ganado este campeonato sufrido. Feliz porque le regalamos alegría a este departamento y a mucha gente en toda Colombia. Le dedico este triunfo profesional a mi mamá que está en el cielo”, dijo Gómez, emocionado y con lágrimas en los ojos.

El partido no fue bueno. La táctica defensiva y sobre todo los nervios no permitieron un mejor espectáculo en la cancha. Sin embargo la iniciativa siempre fue del equipo cucuteño y por eso al final recibió el anhelado premio.

Bajo Cauca llegó a Cúcuta a esperar y solo llevó peligro en esporádicos contragolpes, bien controlados por la defensa rojinegra.

El héroe de la tarde, Mauricio Molina, con el gol anotado recibió el premio a sus ganas. Pero el destino lo tenía consagrado para gloria en el 2005, y ese gol a lo inscribirá en la historia del fútbol colombiano.

“Gracias a Dios logramos el gol en un momento clave del partido. El campeonato de la B se lo dedicamos a toda la hinchada que siempre nos apoyó” señaló Molina.

- CÚCUTA VIVIÓ UNA FIESTA Desde las primeras horas de la mañana todo Norte de Santander hablaba del partido entre el Cúcuta Deportivo y el Bajo Cauca. En las calles se respiraba el ambiente, pues los aficionados hacían sonar sus pitos y las cornetas por las calles cercanas al estadio General Santander.

Sin embargo, la verdadera fiesta comenzó al minuto 40 del segundo tiempo, cuando Mauricio Molina marcó el gol que a la postre le daría el ascenso a la primera división al Cúcuta, luego de ocho años llenos de sufrimiento.

Casi una hora después de terminado el juego comenzaron a salir los hinchas del estadio, que se habían quedado viendo como su equipo daba la vuelta olímpica y recibía el trofeo de campeón de la B. Después la alegría se traslado a la calle, donde la fiesta duró hasta la madrugada

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.