Toledo se quedó sin candidata

Toledo se quedó sin candidata

(EDICIÓN BOGOTÁ) Menos de una semana duró la aventura electoral de la ‘gurú’ naturista Jeannette Enmanuel como candidata de Perú Posible (PP), el partido político del presidente Alejandro Toledo.

11 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

Ella, sin experiencia política, pero dueña de una extensa y exitosa hoja de vida empresarial, había aceptado la designación de un partido al que no pertenecía. Enfrentó así la furia de los dirigentes del movimiento, que hubieran querido un candidato de la base.

Enmanuel es una de esas figuras de la TV peruana radiantes de actitud positiva, que aparecen en lugares con vegetación y manantiales para ofrecer sus extractos de alcachofa y demás plantas medicinales que lo curan casi todo, bajo el rótulo de Santa Natura, empresa fundada con su esposo, el economista agrícola Enrique Galdós.

Pero ni la valeriana ni los extractos de sábila fueron suficientes para que esta mujer aguantara las críticas a su designación y finalmente por esta razón tomó la decisión de dimitir. También se dijo que ella y su familia habían recibido amenazas de muerte si continuaba adelante con la candidatura.

El secretario general del partido oficial y ex ministro del Interior, Javier Reátegui, reafirmó el mensaje y dijo que ella no quería ser la causa de la división del partido oficialista.

Sin embargo, el diario La República reveló ayer en su edición electrónica que la verdadera causa de la dimisión de Enmanuel sería que un programa periodístico de televisión preparaba una fuerte denuncia en su contra.

Para algunos analistas, la designación de Enmanuel se originó en la necesidad de alcanzar al menos un 5 por ciento en las elecciones del 2006, para asegurar así una cuota digna de representantes en el Congreso de la República y evitar la muerte política de Perú Posible.

Según el analista Eduardo Toche, Enmanuel pudo haber cumplido ese objetivo ya que tenía posibilidades de éxito en los sectores C y D de la población, los más empobrecidos. Con ella, la idea era atajar el discurso radical de Ollanta Humala, e inclusive generar un duro traspié en la candidatura de Lourdes Flores. Pero el plan no funcionó.

Así las cosas, el congreso del partido, que debía elegir desde ayer la fórmula presidencial, se realizará el próximo 17 de diciembre. Y desde ya parte como favorito y probablemente como único aspirante David Waisman, el actual primer vicepresidente que en el curso de la semana había amenazado con lanzar su candidatura a pesar del apoyo que el presidente Toledo le expresó a la naturista.

Waisman había sido muy crítico con Enmanuel, hasta el punto de asegurar que la naturista había sido elegida por “dedocracia”.

OTRA APUESTA PERDIDA Una vez más, el partido oficialista Perú Posible (PP) demostró que las pugnas y divisiones internas acaban con cualquier pretensión válida para obtener una participación digna en las elecciones presidenciales del próximo año.

La renuncia de la empresaria naturista Jeanette Emmanuel, candidata apoyada por el presidente Alejandro Toledo, confirma una vez más que para el mandatario peruano es muy difícil poner orden, inclusive en su propia casa.

En los cinco escasos días de su precandidatura, Enmanuel había logrado impregnar de energía positiva al vapuleado partido de gobierno y a su líder, que exhibe el nada grato rótulo de ser el presidente más impopular de América Latina y el menos querido de los mandatarios peruanos de los últimos 50 años.

Ahora, la candidatura del partido muy probablemente quedará en manos de Davis Waisman, un aspirante que si bien atrae más adhesiones de la base popular no está lejos de generar fuertes divisiones, especialmente en los sectores que defendieron la pretensión de Emmanuel y que buscan darle una sorpresa con una posible candidatura del ex premier Carlos Ferrero, o retomar la alianza con el Frente Independiente Moralizador del cuestionado Fernando Olivera.

Más allá de lo que pase y de las especulaciones preelectorales, si hay que buscar un perdedor a raíz de lo sucedido este no es otro que el presidente Toledo, que apostó por una figura renovadora, pero terminó de nuevo rehén de los diversos intereses de un partido que de no obtener una digna representación en el congreso de la República podría desaparecer sin pena ni gloria del mapa electoral peruano.

CANDIDATOS TRAS LAS REJAS Perú no tiene restricciones en las leyes electorales para los presos sin sentencia. Por eso, entre los candidatos de las 28 agrupaciones inscritas, se ha postulado a algunos personajes cuestionados. Uno de ellos es Antauro Humala, militar alzado en armas y responsable de la muerte de cuatro policías en enero; y Víctor Polay, líder del terrorista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (Mrta), ambos presos en Lima.

Antauro Humala: hermano mayor de Ollanta Humala (también candidato a la presidencia y hoy tercer lugar en encuestas) fue lanzado por el novel partido Avanza País. Es promovido como un nacionalista que justifica el uso de la violencia contra el sistema.

Víctor Polay: hoy pregona una ideología no violenta y la defensa de la democracia. Es promovido por el desconocido Movimiento Electoral Revolucionario (Mover), partido que no está inscrito en las presidenciales.

Se cree que así trata de evadir su responsabilidad como cabecilla del Mrta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.