Chile: elección histórica

Chile: elección histórica

(EDICIÓN BOGOTÁ) (EDITORIAL DIARIO)

10 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

Todo parece indicar que Michelle Bachelet, la favorita en las elecciones presidenciales de mañana en Chile, no alcanzará en esta primera vuelta la mayoría necesaria para convertirse en la primera presidenta en la historia de su país. Pero casi nadie en la nación austral duda de que estos comicios serán, simplemente, la antesala del triunfo en la segunda vuelta, el 15 de enero, de la candidata de la coalición de centroizquierda que, con el nombre de Concertación, gobierna a Chile desde el retorno de la democracia hace 15 años.

La victoria de Bachelet tendrá un significado histórico. No solo porque romperá el monopolio masculino en la silla presidencial, sino porque su nombre es todo un símbolo de lo que sufrió Chile bajo la dictadura de Augusto Pinochet: su padre, el general Alberto Bachelet, que ocupaba un alto cargo en el gobierno de Salvador Allende cuando se produjo el golpe del 11 de septiembre de 1973, fue detenido ese mismo día bajo la acusación de ‘traición a la patria’ y murió seis meses después a consecuencia de las torturas a las que lo sometieron en prisión; Michelle y su madre fueron arrestadas y recluidas en la Villa Grimaldi, principal centro de tortura de la tristemente célebre Dina, de la cual salieron más tarde al exilio. Al regresar a Chile en 1979, Bachelet obtuvo el grado de medicina y se dedicó, simultáneamente, a su profesión y a la política como miembro del Partido Socialista. En 1990 se vinculó al sistema de salud y 10 años más tarde, al asumir el poder el presidente Ricardo Lagos, este la nombró ministra del ramo; en el 2002 rompió todo precedente al asumir la cartera de Defensa, para la cual se preparó con varios cursos, uno de ellos en el Colegio Interamericano de Defensa en Washington.

El ascenso de esta mujer no fue fácil. Como no lo ha sido su campaña, en la cual se enfrenta a dos candidatos de derecha (Joaquín Lavín y Sebastián Piñera) y uno de izquierda (Tomás Hirsh). Según las últimas encuestas, Bachelet podría obtener mañana el 41 por ciento de los votos, contra 22 por ciento de Piñera, 19 de Lavín y 6 por ciento de Hirsh. Las proyecciones para la segunda vuelta la muestran con un 50 por ciento contra 35 si el adversario es Piñera, y un 56 por ciento contra 27 si es Lavín. Una victoria anunciada que resalta aún más por coincidir con la hora más amarga de Pinochet, hoy bajo arresto domiciliario y procesado por los crímenes de su dictadura y por las multimillonarias cuentas secretas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.