Mamá les dio bebida con veneno a 3 hijos

Mamá les dio bebida con veneno a 3 hijos

(EDICIÓN BOGOTÁ) Tres de los cinco hijos de Luz Dary Restrepo Carmona, un ama de casa de Apartadó (Urabá antioqueño), recibieron el miércoles en la mañana un refresco de malta que su madre les dio. La bebida tenía una mezcla mortal. La mujer, de 34 años, le agregó Guayaquil, un veneno contra ratas, y se los dio a sus pequeños de 14, 7 y 4 años.

09 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

Según dijo la Policía, Luz Dary Restrepo justificó su actitud en la desesperada situación económica, pues debía entregar la casa donde vivían porque no tiene para pagar el arriendo y está desempleada. Además, está embarazada.

Sus otros dos hijos se salvaron milagrosamente porque no estaban en la casa.

Vecinos y familiares de los pequeños en el barrio Pueblo Nuevo, se percataron de la situación y los llevaron a hospitales cercanos. Pero Álex Junior Restrepo Carmona, de 7 años y que llegó inconsciente a la Clínica La Chinita, murió por paro respiratorio.

“Al niño lo trajo una cuñada de la mamá, llegó inconsciente y aunque tenía síntomas de intoxicación, no sabíamos a qué se debía. Se le prestaron los primeros auxilios, lo reanimaron durante 40 minutos pero entró en paro”, relató una funcionaria de la Clínica.

Agregó que la Policía capturó a la mujer, quien confesó qué veneno les dio.

“Cuando supimos que era raticida, ya era muy tarde . Al parecer les dio un frasco entero ”, dijo.

Según la Policía, la mujer intentó ahorcarse y tenía marcas en el cuello producidas por una soga. Luego de ser atendida, fue capturada y permanece en la estación de Apartadó.

“Cuando llegamos a la casa estaba intentado ahorcarse. Parece que lo hizo por desespero, porque llevaba tres meses sin trabajo”, dijo a un medio local Luz Mary Verano, tía de los menores.

El niño muerto fue sepultado ayer en el cementerio de Apartadó. Los otros dos, una niña de 14 y un niño de 4, fueron atendidos en el Hospital Antonio Roldán de ese municipio. Al finalizar la tarde de ayer estaban fuera de peligro y fueron dados de alta.

El caso comenzó a ser atendido por funcionarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), que ayer evaluaban la conveniencia de entregar a los menores sobrevivientes a sus familiares o trasladarlos a un hogar del Instituto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.