Concesiones en el agro para salvar las medicinas permitió a Perú cerrar TLC

Concesiones en el agro para salvar las medicinas permitió a Perú cerrar TLC

Perú se convirtió en el primer país andino en cerrar el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. (VER GRAFICAS)

08 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

El acuerdo fue anunciado al medio día de ayer, luego que los equipos de Perú y Estados Unidos reanudaran el lunes pasado las negociaciones que habían sido suspendidas el 22 de noviembre pasado.

Un equipo integrado por 20 funcionarios, entre ellos cuatro ministros de Perú, fue el encargado de negociar los últimos detalles del tratado comercial.

Aunque todavía no se conocen los detalles de la negociación, se supo que Perú hizo mayores concesiones en el tema agropecuario con el fin de mantener un mayor margen de maniobra en el tema de propiedad intelectual.

Uno de los temas que sustentan esta afirmación sería la negociación que se acordó en el tema de maíz, uno de los productos de mayor interés por parte de E.U., en el que se negoció un cupo de importación de 500 mil toneladas, desgravación a 12 años con un arancel base de 25 por ciento. Esto provocó una reacción fuerte por parte de los productores de maíz de Perú, quienes ayer afirmaron que este producto se había “entregado” a E.U. En Lima el presidente de la Convención Nacional del Agro, Luis Zúñiga,dijo que lo que ha ocurrido en Washington “no es una negociación sino un aceptar de todo lo que quiere E.U”.

Al parecer, a cambio de algunas concesiones en agro este país logró mantener una protección menos estricta de lo que pedía E.U. en materia de medicamentos. En Perú no existe por ejemplo protección a los datos de prueba (estudios sobre eficacia y comportamiento de un medicamento antes de salir al mercado) y su interés era lograr que esta protección no fuera más allá de los 3 años, tema que al parecer logró.

Ayer el Gobierno colombiano expresó su “satisfacción” por el acuerdo logrado entre Perú y Estados Unidos al señalar que este hecho “abre enormes oportunidades de desarrollo para el hermano país”.

El Gobierno recordó que como lo dijo recientemente, la mayoría de los asuntos pendientes de cierre entre los países andinos y E.U. eran de carácter bilateral, salvo en el tema de propiedad intelectual. Por esta razón, los negociadores nacionales anunciaron que revisarán las obligaciones acordadas por Perú y “de ser necesario -Colombia- continuará negociando aquellos asuntos en donde creamos que no están adecuadamente reflejados nuestros intereses”.

Algunos sectores empresariales del país habían expresado su interés por que Perú cerrara rápido su negociación con E.U. pues al parecer la actitud de los negociadores de ese país en la mesa andina no era la más propicia para los intereses de Ecuador y Colombia.

Ayer el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, Rafael Mejía, dijo que el paso dado por Perú es fundamental para Colombia.

Sin aún conocer los detalles del acuerdo comercial, el dirigente dijo que la expectativa ahora es saber si nuestro Gobierno está dispuesto a seguir el mismo camino, dentro de un espíritu de defensa del sector agropecuario y de los intereses colombianos.

A comienzos de esta semana, el ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, dijo que más que a la espera de propuestas de E.U., el Gobierno está utilizando todos los canales disponibles para configurar el paquete agrícola que permita un acuerdo y dijo que los detalles se darán a conocer al país solo en el momento en que se consolide.

Los equipos negociadores de ambos países están en contacto permanente para cerrar la brecha y “creo que estamos avanzando bien”, anotó el ministro de Agricultura.

-El afán por terminar el acuerdo.

En su intento de avanzar en el TLC, el presidente peruano Alejandro Toledo instruyó a sus negociadores para terminar el proceso a como diera lugar, dijeron ayer fuentes a la agencia AP. Los ministros de Agricultura, Comercio Exterior, Producción y Salud, que integran el frente negociador peruano, se habían estado resistiendo a algunas propuestas estadounidenses, ante lo cual Toledo envió a su hombre de confianza, su primer ministro y presidente del consejo de ministros Pedro Pablo Kuczynski, para facilitar un entendimiento.

“Vino a decir que casi todo sería aceptado” por Perú, dijo una fuente a la AP con cierto malestar por el papel de último minuto de Kuczynski.

.

-Qué viene ahora para Colombia en la negociación.

El cierre temprano en la negociación de Perú con Estados Unidos no sorprendió a nadie. Más bien “se veía venir”, según dijo ayer un empresario colombiano.

Desde hace algunos meses los negociadores peruanos habían expresado el marcado interés de su Gobierno en lograr una negociación con Estados Unidos y esto al parecer se había traducido en cambios en las posiciones que llevaban a las mesas.

Algunos empresarios colombianos consideraban incluso urgente que primero cerrara Perú pues muchas de las aspiraciones colombianas podrían quedar ‘truncadas’ de mantener a los negociadores de ese país en la mesa, por su constante interés en cerrar “a como diera lugar”.

Pero este cierre no significa que las cosas serán más fáciles.

Desde la suspensión de la ronda, el pasado 22 de noviembre, los negociadores colombianos han mantenido una permanente comunicación con sus homólogos de E.U.

Sin embargo, los resultados de estas conversaciones aún están por verse pues temas que resultaban ‘de trámite’ y que estaba previsto que se resolvieran en unos pocos días, todavía están pendientes de solucionarse.

Entre ellos están asuntos como el trato a los remanufacturados y usados, en el capítulo de acceso a mercados; el ingreso de Ecopetrol dentro de las entidades cobijadas por el capítulo de compras públicas; algunos temas de Telecom dentro de la telefonía rural en la mesa de telecomunicaciones; asuntos constitucionales en el caso de la mesa de inversión y diferencias en materia de normas de origen.

A estos temas pendientes se suman los llamados ‘asuntos hipersensibles’, en los cuales los avances han sido pocos por las posturas inflexibles atribuidas a los negociadores de E.U.

Estos son los capítulos de agricultura, propiedad intelectual en medicamentos y asuntos sanitarios y fitosanitarios.

En materia de agricultura, todavía no se ha acordado el manejo arancelario que se dará a los productos -en términos de plazos y desgravación- y tampoco los mecanismos que se mantendrán para proteger al sector de las distorsiones generadas por las ayudas internas que otorga E.U. a sus agricultores. Ese país ha señalado que no aceptará las franjas de precios ni las salvaguardias agropecuarias permanentes y al mismo tiempo insiste en que no negociará en un TLC sus ayudas internas, situación que ha sido criticada por los gremios agrícolas que consideran que esta es una posición ‘ventajosa’.

En calidad de ‘rehén’ estaría la mesa de asuntos sanitarios, que busca reducir las barreras para arancelarias a los productos colombianos que buscan ingresar al mercado de E.U. Aunque ya en la ronda de Miami los negociadores de este país habían aceptado crear un grupo de trabajo para agilizar estos procesos, en una reunión reciente en Washington reversó este anuncio.

En materia de propiedad intelectual en medicamentos, el Gobierno colombiano ha insistido en que no irá más allá del estatu quo en asuntos como datos de prueba, pero E.U. ha insistido en asuntos como patentamiento de seres vivos y linkage, que generan preocupación entre el sector farmacéutico nacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.