Buzón

07 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

- RUANA Qué bueno que en el editorial, de un periódico tan importante y tan serio como el que usted dirige, haya puesto el dedo en la llaga de la operación entre Santodomingo y SAB-Miller por la venta de Bavaria. Hay que celebrar que el empresario y demás accionistas se hayan ganado un dineral con la operación, eso no tiene nada de malo; por el contrario, tiene mucho de bueno porque estimula a que otros empresarios funden más empresas y hagan crecer las existentes. Pero lo que está mal, muy mal, es que el Estado colombiano no reciba impuestos por esa gigantesca ganancia ocasional.

Una vez más se comprueba que los impuestos son solamente para los de ruana.

Pablo Gómez V.

-COSTOS Con gran despliegue se ha informado que un divorcio ante notario vale 35.000 pesos y no es verdad.

1) En la notaría hay que pagar derechos notariales, IVA, derechos de Superintendencia, derechos de protocolización de documentos, pago de hojas originales, fotocopias de escritura, todo lo cual tiene un valor mínimo aproximado de 80.000 pesos 2) El tiempo para llevar los oficios a las notarías donde están los registros civiles de nacimiento y de matrimonio tienen un valor. También las copias de los nuevos registros.

3) Además, hay que sumar los honorarios del abogado o abogados. Cuando las partes necesitan conciliar deben tener abogados separados para que no haya conflicto de intereses. Una buena asesoría tiene un costo de por lo menos un millón de pesos por abogado.

4) Debe evitarse el uso de formatos o proformas porque de un mal arreglo o de un acuerdo equívoco pueden generarse varios pleitos.

5) Como el divorcio disuelve la sociedad conyugal si las partes no están separadas de bienes, es necesario liquidarla.

6) El acuerdo de liquidación de la sociedad tiene un costo adicional.

7) La escritura de liquidación de la sociedad tiene un costo adicional.

8) El registro de la escritura de liquidación tiene un costo adicional.

9) Si la liquidación de la sociedad no queda conforme a derecho pueden generarse procesos tales como de lesión enorme, liquidaciones adicionales, de simulación, restituciones, declaraciones de nulidad por venta de bienes ajenos, etc.

A todo lo anterior hay que sumar el costo emocional y afectivo a que se enfrentan los divorciados y por sobre todo los hijos.

Carlos Fradique-Méndez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.