Dos mujeres policía matan a 36 en Irak

Dos mujeres policía matan a 36 en Irak

A nueve días de las elecciones legislativas, la violencia volvió a sacudir duramente a Irak. Al menos 36 reclutas y policías iraquíes murieron y 72 quedaron heridos ayer en un doble atentado suicida en Bagdad, cometido por dos mujeres policías.

07 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

Las atacantes llevaban chalecos cargados de explosivos, y entre los heridos figuraba un contratista de Estados Unidos.

“Uno de los atacantes suicidas detonó sus explosivos cerca de un grupo de estudiantes congregados frente a un aula –dijo la Fuerza de Tareas de Bagdad–. La policía iraquí y los estudiantes buscaron refugio entonces en una casamata, donde un segundo atacante detonó su chaleco”.

Bayan Baqer Sulagh, ministro del Interior, confirmó que se trataba de dos mujeres que estudiaban allí.

La red terrorista Al Qaeda reivindicó el doble atentado en un comunicado difundido en Internet.

Rabia de Al Zarqawi “Dos hermanas lograron llevar a cabo con éxito una nueva ofensiva contra la Academia de Policía, que otorga diplomas a los perros que hacen correr la sangre y muerden los cuerpos de los sunitas”, afirma el grupo Al Qaeda en Irak, dirigido por el jordano Abu Musab al Zarqawi, en este comunicado cuya autenticidad no pudo ser verificada.

Los insurgentes iraquíes se han concentrado en atacar las fuerzas iraquíes de seguridad y el de ayer fue el más mortífero desde el 28 de febrero, cuando un atacante suicida detonó sus explosivos entre un grupo de reclutas de la policía y la guardia nacional de Hila y mató a 125 de ellos.

Sin embargo, las autoridades no fueron el único blanco de los terroristas.

Otro ataque suicida, perpetrado por un hombre joven, mató a otras tres personas (dos de ellas civiles) e hirió a otra veintena, en la capital.

Además, otro iraquí murió y 10 más resultaron heridos en la noche al explotar una bomba artesanal cerca de un restaurante popular del sur de Bagdad.

Mientras tanto, la cuarta audiencia del juicio a Saddam Hussein, que duró cinco horas y media, concluyó cuando el ex dictador le gritó a los presentes: "¡Váyanse al diablo!".

Durante esta audiencia declararon cinco testigos, incluyendo las dos primeras mujeres que hablaron tras una cortina verde para no revelar sus identidades. Ellas hablaron de las torturas y represalias en Dujail tras el intento de asesinato de Saddam ocurrido en esta localidad del norte de Bagdad en 1982.

Saddam y siete de sus antiguos colaboradores –entre ellos el ex vicepresidente Taha Yasin Ramadán– son juzgados por el asesinato de 148 chiitas.

OTROS DOS SECUESTRADOS El Ejército Islámico en Irak, un grupo extremista sunita, secuestró al estadounidense Ronald Schultz, y amenazó con matarlo en 48 horas si E.U. no libera a todos los prisioneros de cárceles iraquíes.

Otro estadounidense, miembro de un grupo cristiano, también fue secuestrado, elevando en total a ocho el número de occidentales plagiados en dos semanas: tres ciudadanos de E.U, dos canadienses, un alemán y un británico El presidente George W. Bush dijo ayer que Estados Unidos no paga “rescates” para liberar a rehenes en Irak, pero prometió utilizar todas las posibilidades de inteligencia para localizarlos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.