‘Cuando canto, protesto’

‘Cuando canto, protesto’

Ilona habla, y no se percata de que al lado suyo, en el escritorio atestado de papeles del periodista que la entrevista, hay una frase del Nobel José Saramago que complementa una sentencia que ella acaba de dejar abierta.

07 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

La joven decía, un segundo antes de encontrarse con el papelito suelto: “Quiero apoyar a las personas que dignifican a los demás, porque la gente no está mal porque sí, sino porque hay condiciones que les impide estar mejor”.

Saramago, sin querer, la secundaba: “Quien se dice feliz no piensa que su felicidad depende de la infelicidad de los demás”. Ilona lo lee y sonríe con una dulzura medida. Sí, está de acuerdo: no es feliz todavía.

¿Y eso? Porque asegura que le duele la desigualdad. Y en esta entrevista, sostenida bajo una Bogotá gris a punto de lluvia, la bogotana está especialmente sensible y muy dada a decir frases como para subrayar en una libreta, tipo: “Mi música debe generar algo en los demás y no volver vacía.

No debe servir para mi lucro personal, sino para ayudar a otros”. Esa es ella: no solo musical, sino también social. La cantante revelación del 2005 apoyará este fin de año tres grandes proyectos sociales con un argumento que defiende a capa y espada: “Esto es lo que siempre soñé hacer. Y tengo que hacerlo. Porque Colombia no es feliz aún, está apaleada”.

Así que junto con su manejadora se metió de cabeza en tres eventos que la tendrán en una apretada agenda artística con fines sociales en al menos seis conciertos de fin de año.

El primer proyecto es con ‘Placa Plan’, de Plan, una ONG que desarrolla programas integrales en las comunidades más desfavorecidas de las costas Pacífica y Atlántica, y por el que Ilona se presenta esta noche. Luego, el 12 de diciembre, cantará en el Día Internacional de los Derechos Humanos, con la oficina en Colombia del Alto Comisionado para el tema. Y el 16 de este mes apoyará a la Fundación Colombiana para el Transplante de Médula.

“Voy a hacer presentaciones porque cantar es mi única forma de protestar.

Por ahora ofrezco mi música. Más adelante seré una ejecutante”.

Miente. Siempre lo ha sido. Cuando era adolescente, decidió unirse a unos amigos para ir a los hospitales de niños con cáncer a cantar y a repartirles sus abrazos. También visitó zonas del norte de la ciudad para compartir su música con los habitantes de los barrios de invasión. Y pronto emprenderá viajes a las regiones para que no se le olvide, a ella misma, que su compromiso es “con la gente”.

Otra frase: “Me crié con personas que a diario tienen que comer mierda para sobrevivir y salir adelante. Cuando uno se da cuenta de que la realidad no es tan bonita, comienza a sentir la necesidad de ayudar. Es mi turno para hacerlo”.

Y como está inspirada, dice una última frase sonora: “No espero cambiar el mundo con una canción. Pero es lo que tengo y lo voy a dar”.

VEA VIDEOS DE ILONA Y RECIBA DISCOS DE LA ARTISTA EN ESKPE.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.