Gobernador del Valle hará ayuno para presionar fallo de la Corte

Gobernador del Valle hará ayuno para presionar fallo de la Corte

El gobernador del Valle, Angelino Garzón, y 12 funcionarios de su equipo de trabajo decidieron que a partir de hoy dejarán de comer y sólo recibirán líquidos.

06 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

El mandatario dice que es un ayuno que hará hasta tanto la Corte Constitucional ratifique el fallo que favoreció al departamento en mayo pasado y que le evitaría el desembolso de más de 40.000 millones de pesos.

Esa es la indemnización que reclama el concesionario Cisa S.A, hoy Conciviles, por la polémica construcción de la vía Cali-Candelaria-Florida.

La obra, que estaba planeada para 32 kilómetros, fue suspendida por incumplimientos en su entrega. Sólo 4 kilómetros quedaron listos.

Vía tutela, la Gobernación logró tumbar la decisión del Tribunal de Arbitramento de la Cámara de Comercio de Cali, ratificada por el Consejo de Estado, de obligar el pago de una indemnización de 28.000 millones de pesos por haber parado la obra. Pero a mediados de este año Conciviles apeló el fallo de primera instancia de la Corte y pidió la nulidad del proceso.

Por eso, en una carta enviada al magistrado Jaime Araújo y a los demás miembros del tribunal, Garzón apela a su imparcialidad, objetividad y defensa del Estado Social de Derecho “para que declaren infundadas las pretensiones de nulidad presentadas por Cisa S.A. contra la sentencia T-481, por cuanto las mismas (...) van en contravía de una verdadera ética empresarial en la contratación del Estado y de los propios informes y conceptos, tanto de la Contraloría General de la República como de la Procuraduría General de la Nación".

Garzón recordó que el Ministerio Público reconoció el 22 de agosto pasado que en el proceso se han presentado “múltiples irregularidades” de tipo contractual.

“De no ratificarse la decisión de la sentencia de mayo, el Valle del Cauca se vería seriamente afectado en todos y cada uno de los programas sociales que ha emprendido con recursos propios, lo que prácticamente nos obligaría a recortar considerablemente los programas de inversión, como desayunos a más de 400.000 niños, las mochilas escolares, mejoramiento de escuelas y centros hospitalarios públicos”, dice la carta. Y agrega que “sería un mensaje muy negativo para los servidores públicos que hemos tomado la decisión de enfrentarnos a todo tipo de presiones y amenazas con el único y exclusivo fin de ejercer la defensa del patrimonio público”.

El ayuno no es la primera protesta de Garzón frente por la situación de esta vía que se volvió un dolor de cabeza.

En julio del 2004 el funcionario encabezó una multitudinaria marcha por la carretera inconclusa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.