‘Señor, hazme puro, pero no hoy’

‘Señor, hazme puro, pero no hoy’

Sin lugar a dudas, Robbie Williams es el solista pop inglés más importante de la última década. Ha vendido más de 40 millones de copias en el mundo. Tiene en su haber 21 éxitos. Está en el Top 10 del Reino Unido y ha realizado tres trabajos en vivo que incluyen Live at Knebworth como el disco concierto más vendido en la historia de su país.Su último trabajo, Intensive Care, vendió 273.000 copias en solo Gran Bretaña durante la primera semana y en el resto de Europa ya es un éxito.

04 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

Con todas esas cifras, ¿No siente presión a la hora de lanzar un disco? La presión se fue. He hecho todo lo que necesitaba para probarme a mí mismo y ahora siento que el siguiente álbum no necesita ser tan grande. Lo grande se acabó. Ahora me encargaré de hacer lo que mejor hago. Simplemente, debo tomármela tranquilo, relajarme y hacer la música que venga naturalmente.

¡Qué pase lo que pase! Como solista, ¿tiende a competir consigo mismo cada vez que edita un álbum? Eso pasa, soy muy competitivo y parece que compitiera conmigo mismo en este momento. No son los discos de oro o los de platino. Si fuera un atleta olímpico ya habría ganado medallas de oro, plata y bronce. Estos discos que son ventas legales y que la gente los compra son mis medallas de oro.

Adelante en tecnología En efecto, Robbie Williams es un personaje vanguardista en cuanto a legalidad en la distribución de su música. En agosto pasado firmó un contrato por 18 meses con la compañía alemana T-Mobile, para ser el primer artista en dar exclusiva para obtener sus canciones de manera anticipada al lanzamiento radial de sus temas por vía teléfono celular.

¿Por qué su música ahora está en los celulares? Todo el mundo estaba muy preocupado con la nueva tecnología y creo que se desarrolló mucho antes que las disqueras supieran manejarla; creo que la evolución de los teléfonos móviles es parte del futuro en la música.

El Ipod es una cosa extraordinaria pero muy pronto será una antigüedad y lo importante es ir hacia delante; la gente comprará más música en el futuro porque será más accesible, lo que hará más interesante a la industria.

¿Entonces, se adelanta al futuro? En 100 años cuando la gente mire hacia atrás y recuerde que las disqueras se estaban enloqueciendo por la aparición del Internet, simplemente se reirán. Me siento muy orgulloso de estar entre los primeros artistas que están utilizando este tipo de tecnología para difundir su música. Es parte del futuro.

¿Por qué el nombre de ‘Intensive Care’ para su nuevo disco? Grabé este álbum durante dos años. Mi estado mental cambia todo el tiempo, así que cada emoción humana que pueda tener un ser humano está puesta en este álbum. Lo bauticé Intensive Care porque me he ocupado intensivamente por el disco. Es probablemente el álbum donde más he puesto parte de mí.

¿Cuál era su intención lírica en este trabajo? Estaba pasando por un momento de gran nostalgia que duró dos años. Fue nostalgia por los momentos de la escuela en los que fui por última vez ‘Robert’ y no ‘Robbie’, por los grandes amigos que tenía y las risas del lugar. Cada vez que pensaba en las canciones de esos tiempos, una de dos: o tenía una sensación cálida en mi estómago o sentía una gran tristeza en mi corazón; y ahhhh… tengo la esperanza de que la nostalgia de los ochenta se vea reflejada en este álbum.

El sonido de la nostalgia Es fácil entender su nostalgia al recordar gente como su anterior productor Guy Chambers (1957-2003), que lo acompañó durante buena parte de su carrera y desarrolló el sonido que lo hizo famoso con temas como Old before I die, Rock DJ y el gran éxito Angels (que alcanzó una tener versión en español en la radio latinoamericana).

Desde el 2003, ha trabajado a nivel de producción con Stephen Duffy (Duran Duran hasta 1978), en lo que algunos han clasificado como la incorporación del sonido pop disco “elegante”, al estilo rudo y pegajoso de Robbie, característico desde cuando era una figura adolescente del grupo Take That.

Al respecto comentó: “Ha sido increíble. El trabajó con Stephen me ha dado mucha confianza. Es un hombre muy paciente y me ha dado mucho tiempo para encontrar cosas en el bajo, en el teclado y en la guitarra eléctrica. Él me ha alimentado y ha sacado mis capacidades como autor a la superficie, y las ha hecho mejores.

Cada corte del álbum suena diferente. Espero que así lo sienta el público, porque en realidad eso es lo que yo andaba buscando.

*ENTREVISTA CONCEDIDA GRACIAS A EMI MUSIC COLOMBIA.

Un hombre en cuidados intensivos “Antes que salgas de tu agujero, hijo, escucha esto: sé lo que viene, va a haber violencia, he soportado más de lo que puedo soportar”, dice el sencillo ‘Tripping’, que resume el tono nostálgico del artista británico en su nuevo álbum ‘Intensive Care’, en el que sin embargo no deja jamás su estilo agresivo. ¿Agresivo y nostálgico? Pues sí.

Porque aunque Williams canta con suavidad, y sus canciones son pegajosas como un chicle, no abandona la carga de su interpretación, los acompañamientos rudos de guitarras que igual no dejan de sonar a buen pop, y tampoco las letras de canciones que ponen a reflexionar sobre la vida del cantante, plena de escándalos, tatuajes y amor.

“Tengo una tonelada de genes egoístas y de huesos perezosos bajo esta piel.

Oh, señor, házme puro, pero no hoy”, escribe en ‘Make Me Pure’. Williams, en su álbum, juega a hacer las veces de pecador en busca de redención. Pero en realidad no le importa ni el perdón ni la fama. Ni redimirse. Tal vez por eso el resultado del disco es tan bueno

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.