¿A dónde se está yendo la plata?

¿A dónde se está yendo la plata?

Los 12 billones de pesos que se espera que genere la economía este año como riqueza adicional, no se repartirán por igual entre todos los colombianos, sino quedarán en pocos bolsillos, y particularmente, en los bolsillos más abultados.

04 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

Según el director del Centro de Investigación para el Desarrollo de la Universidad Nacional, Jorge Iván González, esto se debe a que el crecimiento y las medidas adoptadas para que el país crezca más están muy dirigidos a los sectores de mayores recursos, lo cual se ve en la concentración del sistema financiero, del mercado accionario, de la tierra y en el encarecimiento de los servicios para los más pobres. “Además, la nueva reforma tributaria (que se está tramitando en el Congreso para bajarles el impuesto de renta a las empresas) favorece la concentración”.

Estadísticas de las Superintendencia de Valores y Bancaria, indican que las grandes empresas y los bancos están aumentando sus ganancias a un ritmo de 30 por ciento este año. El año pasado al alza fue de 22 por ciento, mientras que el salario mínimo vigente para el 2005 subió 7 por ciento. Para el 2006 se espera un aumento de los salarios igual o inferior.

Fabio Sánchez, director del Cede de la Universidad de los Andes, dice que las utilidades empresariales crecen más rápido que los salarios porque son procíclicas y ahora que la economía está creciendo, aceleran su desempeño, pero cuando hay recesión se frenan. Por el contrario, los salarios crecen casi al mismo ritmo todo el tiempo.

Rendimientos del 100% Las acciones completaron este año cuatro consecutivos como la mejor inversión en el país. En el 2005 están rentando casi ciento por ciento.

Cálculos de la Bolsa indican que hoy existen 900.000 accionistas, que equivalen al 4 por ciento de los hogares, pero el consultor Mauricio Cabrera, dice que de ellos 500 son dueños del 74 por ciento de los 42.000 millones de dólares, que valen las empresas inscritas en Bolsa.

Explica esta alta concentración de la riqueza por las políticas de varios gobiernos que se han dedicado a favorecer a los ricos.

El investigador de la Universidad de los Andes, Alejandro Gaviria, dice que sería muy inequitativo y grave que se comprobara que el crecimiento en Colombia es pro-ricos y la política económica pro-empresa.

Pero agregó que los programas sociales del Gobierno son paliativos de corto plazo y que para reducir la brecha entre ricos y pobres se necesita generar más empleo para la mano de obra no calificada y brindar una verdadera capacitación técnica.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.