En Medellín se habló de hábitat

En Medellín se habló de hábitat

Más de 35 expertos en hábitat y vivienda de Kenya, Emiratos Árabes, India, Alemania, España, Francia, Brasil, Holanda, Argentina, Chile, Canadá, Estados Unidos y Austria se reunieron en Medellín para intercambiar experiencias exitosas que mejoraron notablemente la calidad de vida en sus países.

03 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

“Es importante enfocar los problemas pero también las soluciones”, dijo Nicholas You, asesor de planeación estratégica de la dirección de Un-Hábitat, quien asistió a Medellín, durante la entrega de los premios a las buenas prácticas que se entregaron a cinco proyectos de Argentina, Brasil y Colombia, y que se replicarán en la capital antioqueña (ver recuadro).

“Son herramientas de monitoreo y una forma de impulsarlas donde se necesiten”, agregó You, quien advirtió que un billón de personas viven en el mundo con menos de un dólar diario y no tienen vivienda, agua ni educación.

“De ahí la importancia de hacer intervenciones urbanas integrales para cambiar las condiciones de vida en tiempo real”, señaló el alcalde de Medellín Sergio Fajardo, quien agregó que crear el premio de Buenas Prácticas para la ciudad es un eslabón más en la cadena de cambio de la Capital.

Medellín, buen ejemplo MetroCable, en las comunas m ás inseguras de la ciudad, es ejemplo de ello. “Cuando ni la policía quería subir a estos sitios, los dos kilómetros del MetroCable impulsaron a los habitantes a sentirse reconocidos por algo positivo. Así, se elevó su autoestima y sentido de pertenencia.

Luego llegaron más obras: una transformación de las instalaciones de los colegios y la construcción de 10 nuevos. Más calidad de vida y permanencia de los niños con comedores para ofrecerles los tres alimentos, onces y un suplemento nutricional para fines de semana y vacaciones. En el barrio Santo Domingo, además, se construyó el Parque Biblioteca que se convirtió en el símbolo del sector. Y con la educación también se construyó algo de espacio público… A estos cambios llegó el de las viviendas; el 80 por ciento tenía carencias físicas (áreas de 29 metros cuadrados y 4,2 habitantes en promedio ) y el 35 por ciento corría alto riesgo de desastre.

“Lo cierto es que se requieren viviendas pero con calidad de vida y ayuda social pero no sólo para que la familia pueda pagar la cuota del banco sino para el sostenimiento económico y moral del hogar. Hoy tenemos la tasa más baja de violencia de los últimos 30 años”, concluyó Fajardo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.