¡Club Colombia ya no solo es la mejor cerveza!

¡Club Colombia ya no solo es la mejor cerveza!

Desde que pusieron una cerca de metal alrededor de una de las casas más bonitas de la capital, hace dos años, los bogotanos han estado especulando sobre lo que está pasando allí. Y el mundo gastronómico ha sido el favorecido con ese misterio, producto del ingenio de Leo Katz y Harry Sasson, dos líderes del sector restaurantero nacional.

03 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

Yo, como el gran chismoso del sector, he disfrutado los dos años especulando en los cocteles: “Se quedaron sin plata; les dio culillo; los precios no los va a pagar nadie”.

Leo, más que Harry, ha mostrado un gran olfato por el gusto de los bogotanos. Sus restaurantes han sido fiel copia de establecimientos de Es-tados Unidos que, además, dejan a los comensales con el sentimiento de haber pasado sus horas de almuerzo en otro país. Después, H. Sasson -una creación única de Harry- también ha usado la fórmula de fusilar. Así hay menos riesgo, algo importante, ya que es costoso montar un restaurante en Bogotá.

Balzac, que es de ambos, es una fiel copia de Baltasar, de Nueva York. Su Steakhouse Harrys Bar es una fiel copia de este venerable gringo.

Entonces queda fácil imagi-nar los nervios de los dos al hacer una enorme inversión en algo que es completamente original y totalmente riesgoso: Club Colombia. Se necesita una gran fe para creer que un restaurante de primera línea que sirve cocina colombiana pueda tener éxito.

Tenían tres posibles fórmu-las: a) la tradicional: cocinar como mamá y competir con ella. Algo que no es fácil por-que la gran mayoría de los bo-gotanos están convencidos de que su querida madre prepara el mejor ajiaco y fuera de eso el de Harry y Leo les costaría tres veces más; b) reconstruir -o sea, reducir el plato a sus ingredientes básicos- y volver a construir en una nueva forma, y c) usar los ingredientes locales para preparar platos nuevos.

Escogieron a), con mucho la más difícil, sobre todo cuando ninguno de los dueños tiene mucha experiencia en la cocina local.

La casa es espectacular. ¡Su diseño está hecho para mortificar a su abuela! Sofás de cuero (¡muchos!) que deben ser embetunados con urgencia, ya que se ganarían un regaño de ella. Al lado de los sofás hay poltronas de un rosado ácido. ¿Será que están buscando espantar a los viejitos, que son los que más saben de comida colombiana? Le hace falta un ascensor para la loza entre el sótano y el segundo piso. No es agradable encontrarse en la escalera con un mesero que lleva loza sucia cuando uno está entrando.

La carta es muy larga y muy ambiciosa. Hay platos de todo el territorio nacional. De los 15 que probamos con dos amigos, 13 son auténticos y de excelente calidad, uno no muy auténtico y uno quedó mal hecho. Excelente resultado para llevar abierto dos días.

Con decirles que la arepa de choclo estaba aún mejor que la que compro en la plaza de mercado; no tengo mejor flor. Sus tamales de pipián son iguales a los mejores de Popayán (Harry nació allí); no puedo decir más porque no me vuelven a invitar al Festival Gastronómico de esa ciudad. Su longaniza, hecha en casa, es excelente. Sus carimañolas y pasteles de arracacha, perfectos.

Este restaurante va a tener muchos críticos. El servicio es todavía flojo y hay que soportar largas esperas, pero qué más puede ocurrir en un restaurante donde hay 300 per-sonas sentadas al mismo tiempo. Los comensales no escogen los platos que prepara su querida madre, pues en la gastronomía colombiana existe el complejo de Edipo invertido (su madre lo mataría si dice que un plato es mejor que su versión).

Más bien, como yo, ¡disfrute del hecho de que existe un restaurante de primera línea que está sirviendo cocina colombiana! vivirparacomer@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.