Venezuela queda fuera de la refinería

Venezuela queda fuera de la refinería

La controversia sobre la supuesta estrategia del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de quedarse con una parte importante de la infraestructura energética colombiana, puede quedar en solo eso, pues en la realidad las cosas no son tan fáciles o a lo mejor no hay interés en proyectos concretos.

02 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

La entrada de la poderosa petrolera venezolana, Pdvsa, como socio mayoritario de la refinería de Cartagena está virtualmente descartada. La historia tiene detalles curiosos.

Hace varias semanas, Ecopetrol comenzó a mostrar el proyecto a firmas internacionales interesadas en invertir, dentro de las cuales se suponía que estaba la venezolana. Para el efecto abrió dos ‘sedes’: una en Bogotá y otra en Nueva York.

Hoy hace tres semanas, funcionarios de la compañía venezolana en coordinación con la embajada de ese país en Bogotá, debían reunirse con Ecopetrol para analizar el proyecto, pero a última hora no pudieron viajar a Bogotá.

Una nueva cita fue concertada para el viernes siguiente a las 11 de la mañana. Según se pudo establecer, los funcionarios venezolanos viajaron a la capital colombiana y cuando se disponían a cumplir con el compromiso, fueron informados de que Ecopetrol había cancelado la reunión, alegando su incumpolimiento anterior.

Las cosas quedaron ahí y los venezolanos asumieron que la empresa colombiana no tenía interés mayor en su participación, por lo que usaron su tiempo ese día para hahcer otros contactos en la capital colombiana.

En la pasada reunión de los presidente Chávez y Uribe, el mandatario venezolano fue informado por parte del presidente de Ecopetrol, Isaac Yanovich, de la situación. Chávez entendió y ofreció ayuda en el proceso en caso de que Colombia lo necesitara.

El mandatario venezolano reclamó luego a los funcionarios de su gobierno por supuesta negligencia, pero estos lograron que la misma firma de banca de inversión que los asesoraba certificara que la realidad era el supuesto bajo interés de Colombia para que Pdvsa participara.

La argumentación colombiana sobre el poco interés de Venezuela se basa en que ese país está involucrado en otros proyectos de envergadura mayor, como una refinería en Brasil con una capacidad de 350.000 barriles, otra en un país del caribe y una tercera en Cuba.

De acuerdo con información de Ecopetrol, hay 17 empresas extranjeras interesadas en inverti en la refinería de Cartagena, en la que la empresa estatal tendría un 49 por ciento y el socio extranjero un 51 por ciento. El costo total es de 830 millones de dólares.

El cronograma del proceso establece que una definición sobre el socio se deberá conocer a comienzos del segundo semestre del año entrante, pero hay interés en que se adelante unos meses.

La modernización de la refinería tendrá un costo de 815 millones de dólares.

Con estas inversiones la producción pasará de 78.000 a 140.000 barriles diarios.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.