Concertación del mínimo, arranca con el discurso de siempre

Concertación del mínimo, arranca con el discurso de siempre

La Comisión de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, integrada por representantes del Gobierno, los trabajadores y los empresarios, empieza nuevamente a discutir el incremento del salario mínimo para el 2006. Y como todos los años, el discurso de las partes es el mismo de siempre. (VER GRAFICO: INCREMENTO SALARIAL)

01 de diciembre 2005 , 12:00 a. m.

Los trabajadores reclaman congelación de precios de bienes y servicios básicos como los servicios públicos, la educación y la gasolina; el Gobierno pide prudencia en el incremento, y los empresarios demandan que se tengan en cuenta muchas variables que están impactando al sector. Todo esto, para llegar a una cifra que distanciará a trabajadores y Gobierno y que probablemente termine en un decreto con la fijación del alza del mínimo.

Desde antes de sentarse a la mesa, ya se saben las cifras que enmarcarán el tira y afloje de la negociación.

Las centrales obreras anticiparon el pliego de peticiones con un incremento del 10 por ciento y el Gobierno y el Banco de la República estarán por los lados del 6 por ciento.

El ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, descartó la posibilidad de congelar temporalmente los precios de los combustibles o la canasta educativa. Para el ministro un alza como la del 10 por ciento iría en contra de la generación de empleo y acentuaría la informalidad laboral.

Al igual que el Banco de la República, el Gobierno afirma que el ajuste en el salario mínimo que reciben cerca de cuatro millones de colombianos y que está en 381.500 pesos, debe seguir los parámetros de la meta intermedia de inflación fijada para el año entrante, que ya se determinó en 4,5 por ciento, más unos puntos adicionales por productividad que por ahora nadie sabe a cuánto asciende, pero que los analistas consideran podría ser de uno o un punto y medio.

Los académicos tienen su posición frente a este incremento. El presidente de Anif, Sergio Clavijo, señala que las reglas económicas son muy claras.

"El salario y especialmente el mínimo debe guiarse por la inflación meta y se coteja también con la productividad, que por ejemplo ha crecido uno por ciento, como creemos que pasó este año, daría para empezar a negociar una salario mínimo entre 5,5 y 6 por ciento, ir más allá de eso sería irresponsable, especialmente de cara al Tratado de Libre Comercio, TLC, porque sencillamente los empresarios no estarían a un nivel competitivo en materia laboral", dice Clavijo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.