POBLACIÓN DE LA ISLA CRECIÓ 64

POBLACIÓN DE LA ISLA CRECIÓ 64

La población de San Andrés creció 64 por ciento en los últimos siete años. En este período, la isla pasó de 32.000 habitantes, según el censo que realizó en 1985 el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE), a los 52.690 que registró el I Censo Experimental de Población y Vivienda, efectuado el pasado 30 de marzo. Sin embargo, es importante anotar que el censo de 1985, al igual que el de 1973, presentó muchas deficiencias y sus resultados no fueron tenidos en cuenta por el Congreso de la República.

22 de agosto 1992 , 12:00 a.m.

De las 52.690 personas que viven en San Andrés, 25.744 son hombres y 26.946, mujeres. Igualmente se registraron 4.333 habitantes en Providencia y Santa Catalina, 2.748 hombres y 1.585 mujeres.

El sector de North End, donde viven las tres cuartas partes de los habitantes de San Andrés, tiene un índice de 2.500 personas por kilómetro cuadrado.

Según el Censo Experimental de Población y Vivienda, de los 25.234 trabajadores que hay en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, solo 6.582 son nativos de las islas. Es decir que de cada cuatro trabajadores, solo uno es de las islas.

Las principales actividades generadoras de trabajo son comercio, hoteles y restaurantes, construcción, transporte, administración pública, hogares privados e industria manufacturera.

El informe entregado por el DANE también indica que en el Archipiélago habitan 57.023 personas. De ellas, 27.993 son hombres y 26.030, mujeres.

El 45,39 por ciento correponde a población nativa, en tanto que el 52,43 por ciento, a inmigrantes. Un 2,18 por ciento no quiso dar información al respecto.

Se registraron 12.938 viviendas y 13.312 hogares o familias. Con promedios de 1,11 hogares por vivienda, 4,66 personas por vivienda y 4,2 personas por hogar.

El censo realizado por el DANE y la Gobernación del departamento sirvió como preparación para el XVI Censo Nacional de Población y el V de Vivienda que se llevará a cabo en octubre del próximo año.

Es importante resaltar que, por tratarse de un censo experimental, la información entregada no tiene carácter oficial ni sustituye la del censo de 1985.

Para poder empadronar a toda la gente, los 44 kilómetros cuadrados de las tres islas se paralizaron el 30 de marzo. Los 1.400 negocios comerciales, los 100 hoteles y las 78 pequeñas industrias cerraron sus puertas.

El censo se hizo por el criterio de derecho, es decir que se tuvo en cuenta el lugar de residencia habitual de las personas.

A mediados de este año se realizará otro censo experimental, el de los indígenas wayuu.

Se espera que con estos dos censos y con la digitalización de la cartografía rural y urbana que se adelantó en octubre de 1991, el Censo Nacional de 1993 permita tener resultados confiables.

Toda esta operación de experimentación se está adelantando para que no se pierdan los 18 mil millones de pesos que se invertirán en el próximo censo nacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.