Secciones
Síguenos en:
Cables mortales cerca de 90 mil casas

Cables mortales cerca de 90 mil casas

El pasado 28 de marzo, Sebastián Cárdenas, de 34 años, abrió una de las ventanas del cuarto piso de una edificación ubicada en la calle 42 sur con carrera 45, barrio Muzú, en el sur de la ciudad, para cotizar la limpieza de los vidrios en esa construcción. Pero olvidó que a 40 centímetros de su ventana pasaban unos cables de la luz con una corriente de 11.400 voltios. Murió electrocutado en el acto.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

Como Sebastián, otras cuatro personas han muerto en Bogotá electrocutadas en el último año por cables de alta tensión que cruzan a pocos centímetros de fachadas, terrazas o balcones situados en segundos o terceros pisos.

Es un peligro mortal al cual están hoy expuestas 90.000 familias que conviven con los cables en predios situados en varios sectores de la ciudad como Venecia, Quirigua, Arborizadora Alta, Restrepo Usme, Suba, Engativá, Villa del Río, Kennedy, La Fragua, Milenta y Usaquén.

2,8 metros vitales El Código Eléctrico Colombiano y el reglamento técnico para instalaciones eléctricas exigen una distancia mínima de 2,8 metros entre cables y viviendas. Pero como eso no se está cumpliendo en muchos sitios de la ciudad, el concejal Ernesto Salamanca interpuso una acción popular en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca contra el Ministerio de Energía y Codensa.

Esta empresa argumenta que las construcciones se hicieron mucho después de que se extendieran las redes de energía en la ciudad. Y en efecto, la práctica de ir añadiendo pisos a las casas sin norma alguna está bastante extendida en los barrios más humildes de la ciudad.

“Codensa no puede técnicamente cambiar la infraestructura eléctrica, cada vez que una persona decide invadir espacio público”, dijo un portavoz de Codensa.

Una solución sería la subte-rranización de las redes, pero eso costaría unos 1.600 millones de dólares ( más de 420 mil millones de pesos).

El cableado de energía bajo tierra es obligatorio sólo en las grandes avenidas y autopistas. Pero las empresas de servicios como energía, gas y telefonía deben subterranizar el 30 por ciento de las nuevas redes que construyan. Codensa lleva el 20 por ciento.

Y TENGA MUCHO CUIDADO CON...

No sólo los cables de alta tensión que pasan demasiado cerca de las viviendas implican peligro. También hay que tener cuidado con las conexiones eléctricas en el interior de las casas.

Una mala instalación; una extensión en mal estado o un equipo eléctrico que se encuentre defectuoso, esté mal usado o no tenga el adecuado mantenimiento, pueden generar un corto circuito en cualquier momento.

Se debe controlar humedades que se acerquen a interruptores o conexiones eléctricas, porque pueden provocar cortos graves.

Y no se deben sobrecargar las tomas con el uso de varios equipos de alto consumo al mismo tiempo. Hay ciertos equipos que, por su elevado nivel de consumo en vatios, requieren tomas especiales: para trabajo pesado. Si tiene dudas, consulte a un técnico.

Y cualquier toma que presente síntomas de deterioro debe ser reemplazada de inmediato.

lucgom@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.