Secciones
Síguenos en:
Un barrio en pie de guerra contra antena de celulares

Un barrio en pie de guerra contra antena de celulares

(PÁGINA 2-6) Todo comenzó el pasado 2 de noviembre. Ese día, los vecinos del barrio Villa Magdala, en el norte de la ciudad, se sorprendieron al ver que en el patio de la casa de una de sus vecinas se empezó a construir una antena de recepción y transmisión de señales de celulares Comcel.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
26 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

De inmediato le enviaron quejas de oposición a Planeación Distrital.

“Por mi parte, puse una ac-ción de tutela porque creo que se está violando mi derecho fundamental a la salud y porque la zona tiene restricción arquitectónica por ser residencial. Además es una cuadra llena de personas de la tercera edad y muchos niños”, dice Yeny Báez, una de las afectadas.

Como ella, la mayoría de los residentes del sector están molestos. Hace poco se enteraron de la existencia de una carta, según la cual, Comcel le advertía a los vecinos sobre la construcción. Pero casi nadie la recibió.

Un vecino comentó: “Realmente a solo una persona lellegó. La carta decía que había 15 días hábiles de plazo para cualquier oposición. Pero cuando el resto nos enteramos, ya nos quedaba muy poco tiempo para hacer algo”.

Ante las continuas quejas de los residentes, Arturo Fernando Rojas, subdirector de infraestructura de espacio Público de Planeación Distrital, le solicitó el 22 de noviembre a la Alcaldía Local de Usaquén una revisión del caso y acciones concretas porque la construcción no cuenta con el permiso que debe dar Planeación para empezar a construir la torre.

Sin embargo, los vecinos si-guen a la espera de una ac-ción oficial.

“Hablamos con la alcaldía menor de Usaquén y nos dijeron que teníamos que esperar porque no tenían un arquitecto de base para verificar la obra. Pero quien sabe hasta cuándo será, seguramente hasta que la torre ya esté construida”, dice otro.

No es un caso aislado Según Freddy Rodríguez Rueda, de Planeación, en Bogotá ya son varias las empresas que empiezan a construir torres sin permisos.

“El expediente de este caso específico está en estudio. Falta definir si se niega o se aprueba y para eso tenemos 15 días hábiles. Lo que sí es cierto es que la construcción no tiene permiso de Planeación”, afirmó Rodríguez.

La dueña de la casa en donde se pretende construir la antena sigue esperando a que termine la discordia que se armó en su cuadra.

“Ahora los vecinos ni me hablan. Pero no veo cual es el problema habiendo tantas antenas en la ciudad. Además, los de Comcel me dijeron que no causaba radiación”, dice.

La verdad es que no hay ley alguna que impida la cons-trucción de antenas de telefo-nía móvil en la ciudad.

El decreto 061 de 1997 establece “las normas urbanísticas y arquitectónicas necesarias para la aprobación del diseño y la ocupación temporal o permanente del espacio donde se instalarán los elementos que conforman una estación de la red de telecomunicaciones inalámbricas”.

Pero también está el decreto 195 de 2005, el que contempla que el ministerio de Comunicaciones debe hacer mediciones del impacto de las antenas sobre la salud a 200 metros a la redonda donde estén instaladas.

Sin embargo, y a raíz de este, salió la resolución 1645 del 29 de julio 2005, en donde se expresa que las antenas de telefonía a móvil no están obligadas a esas mediciones porque no afectan la salud, pero que todo ciudadano las puede exigirlas si así lo quiere.

EL TIEMPO intentó comunicarse con Comcel, pero la empresa no dio declaraciones sobre al respecto.

sanmoy@eltiempo.com.co.

¿EFECTOS NOCIVOS? Aunque muchas personas alrededor del mundo han vinculado a las ondas electromagnéticas que emiten las antenas de telefonía celular a la aparición de casos de cáncer, y particularmente de leucemia, por ahora esta relación no está científicamente demostrada.

En España, a finales del 2001, hubo un sonado caso en Zaragoza, cuando cuatro niños de un colegio que tenía una gran antena de celulares a 30 metros, terminaron con leucemia.

Los padres exigieron la retirada de la antena, pero una comisión cientifica dictaminó que no había pruebas o indicios de una relación entre la antena y la leucemia.

Sin embargo, varios científicos han advertido que el tema de la exposición a estas ondas no está lo suficiente estudiado. Y que tampoco está totalmente descartado que una exposición prolongada pueda ser nociva para la salud

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.