Secciones
Síguenos en:
En brazos del comandante

En brazos del comandante

(EDICIÓN BOGOTÁ) (OPINIÓN 1-15) Lo único bueno del fracaso de las negociaciones del TLC en Washington esta semana es que la situación ha exigido que todos los actores se pregunten si lo sucedido es lo que querían. El presidente Uribe tuvo que haberse dado cuenta de que lo que pasó es un serio revés político.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

Él pudo haber pensado, como lo dijo inexplicablemente el angustiado Ministro de Comercio, que el TLC no le conviene a la reelección. Pero no puede ignorar que el TLC es un proyecto del Gobierno, quizás el único importante que queda vivo. Perder esta iniciativa es quedarse con las manos vacías, sin programa económico y sin política internacional para el próximo período.Sus adversarios, al tiempo que asumen posturas contra el comercio, están esperando con fruición a ver si opta por sacrificar el TLC en aras de preservar popularidad para caerle. Los medios ya están pensando que va a dejar morir el TLC por razones electoreras y eso no le conviene.

El Ministro de Agricultura, según declaraciones que le dio a este diario el martes pasado, finalmente advirtió que el TLC es importante para la economía. Ojalá lo hubiera hecho dos días antes. Ahora, viendo los platos rotos que él contribuyó a romper, se prepara para tomar el camino de regreso, con la esperanza de que se olvide lo que ha hecho y se recuerde lo que dice.

El Ministro de Hacienda y el jefe de Planeación deben estarse preguntando con todos nosotros qué hacen en el gabinete económico. El miércoles en la mañana, Montenegro se encontraba en Paipa con Ernesto Samper y su antiguo sanedrín, hablando del 2019, como si el comercio no fuera parte del plan.

A Carrasquilla ni le preguntaron qué opina. Excepto por el vínculo con los salarios, actúa como si las decisiones de comercio no fueran parte de la política económica. Por eso salen en la foto de la frustración, junto con los presidentes de la SAC y la Andi, ministros que deberían estar cuidando la casa, como el de Protección Social, que no se ha dado cuenta de que para el sector que orienta es más importante que se abaraten los alimentos que cualquier otra consideración de salud. Por estar faroleando por allá, no ha dicho una palabra sobre el elevadísimo nivel de desnutrición infantil revelado por la última encuesta nacional de demografía y salud, o sobre la encuesta misma. ¡Zapatero a tus zapatos! El presidente de la Andi no debe saber todavía cómo convencer a su gremio de que deje pasar esta oportunidad, literalmente por unas presas de pollo y un platado de arroz caros. El único sector que no tuvo quien lo defendiera en Washington fue el pueblo raso. Las jóvenes embarazadas, los pobres, los niños con hambre, las próximas generaciones, más de 40 millones de consumidores no tuvieron representación en este proceso.

El Gobierno, al que le correspondía esa representación, por estar paladeando a unos terratenientes, está a punto de pasar por alto los intereses de esas mayorías. El resultado no indica que aquí prevalece la democracia y sí ha mostrado el colmillo el corporativismo. El presidente Uribe, afortunadamente, ha estudiado esos modelos políticos y conoce cuál es el futuro de esos regímenes en este continente. Le llegó el momento entonces de abandonar posturas y de borrar líneas rojas.

El Gobierno tiene una responsabilidad con la población y con nuestros hijos de obrar a conciencia a favor de la mayoría. Serpa y Cecilia López pueden decir lo que quieran, pero el que está mandando es el que responde. ¿O es que ahora va a ir a donde Chávez a cantarle “se me olvidó que te olvidé”? Antes de acabar en brazos del Comandante, deberíamos evaluar si vale la pena sacrificar el TLC por orgullo y por defender a un par de gremios que podemos compensar de otra manera menos costosa para el resto de la sociedad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.