Secciones
Síguenos en:
La necesidad de ‘aquilatar’ lo nuestro

La necesidad de ‘aquilatar’ lo nuestro

• Hay un producto hecho en Colombia que 30 países lo producen;

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
23 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

• Colombia es el segundo productor mundial después de la India; • Colombia es el primer consumidor per cápita de este producto en el mundo; • Se produce en casi todo el país; Cundinamarca es la primera región productora; • Es la segunda fuente de empleo agro del país, ya que 350.000 personas viven de esto; • Tiene vitaminas A,B,C,D,E, calcio, hierro, potasio y dosis leves de penicilina; • Sirve de alimento, de bebida, para cicatrizar, de exfoliante, para curar los síntomas de la gripa, para energizar; • Sirve de endulzante, engordando menos que el azúcar y sin los químicos del azúcar y de los endulzantes artificiales… En el negocio de las esmeraldas, se usa el concepto de ‘aquilatar’ cuando se le quiere dar valor a una esmeralda. El término viene del quilate.

Colombia está llena de joyas que necesitamos aquilatar. Una de ellas es la panela. Tres experiencias me lo demostraron.

Las primeras dos experiencias me metieron la panela en la sangre. Juan Bernardo y Sebastián Londoño me invitaron a su finca en Pereira a ver el proceso de fabricación de la panela y me enteré que su panela es vendida por Goya en los E.U. Vi un modelo de desarrollo agrícola participativo que vale la pena emular. La segunda experiencia, la generaron un ingeniero civil, constructor de puentes, Luis Escallón, y un profesor de medicina y experto en salud pública, Ricardo Alvarado, con quienes fui a Nocaima por primera vez. El doctor Alvarado lleva 5 años desarrollando con sus estudiantes un proyecto de municipio saludable. Vi un modelo de desarrollo de municipios y de pedagogía práctica que vale la pena emular.

La otra experiencia me mostró que cada uno de nosotros sí puede ser parte de la solución. Un campesino en Nocaima me dijo “…nos cuesta 42.000 pesos producir una carga de panela y la vendemos en 50.000 pesos”. Le pregunté cómo contabilizaba su mano de obra y me di cuenta que no la contabilizaba.

Como ‘chimbo’ el negocio, comenté yo.

También es bien ‘chimbo’ el hecho de que teniendo ese maravilloso producto en nuestras manos, no lo utilicemos más. En la mayoría de las cafeterías de Nocaima, consigue uno Gatorade que lo venden entre 1.800 y 2.200 pesos. En ninguna logré que me vendieran un agua panela fría con limón. Ambos tienen las mismas propiedades hidratantes. Un amigo, Luis Manuel González, estuvo de vacaciones en el Museo de Antioquia. En el restaurante, pidió una mazamorra -el plato tradicional. Pidió que le dieran panela y la respuesta del capitán fue “dentro de la política de la empresa no se trabaja con panela”.

Afortunadamente, un cambio importante se avecina con el tema del consumo de la panela. Después de tres visitas a esas cafeterías, insistiendo en cada visita, logramos que nos sirvieran en dos de ellas agua panela fría.

En el Café Juan Valdez, le preguntan a uno …quiere su café con azúcar o con panela. La ofrecen en bolsitas.

En la cafetería de la Universidad de La Sabana, también ofrecen el tinto con panela.

En Parra Rodríguez y Cavalier, en la casa del Embajador de los E.U., en Compartamos con Colombia, en el Bogotá Royal, en Punto G y en el Jockey Club, si uno la pide, le sirven a uno agua panela fría con limón.

En el nuevo restaurante de Leo Katz también la servirán.

Una clase del Cesa trabaja durante todo el semestre en inventar usos novedosos o canales novedosos para la panela. Se inventaron una bebida hidratante con gas, un bronceador y un jugo para mezclar con ron, a base de panela. Crearon un sistema para distribuir cocaditas como regalo empresarial y panelitas con brandy como digestivo después del almuerzo.

Pienso que es importante que valoremos lo nuestro -que lo ‘aquilatemos’. Es también clave que aprendamos a transformar nuestra riqueza. En el pasado, hemos esperado a que un extranjero nos muestre el valor de lo nuestro; no esperemos a tomarnos esa agua panela fría con limón en Nueva York o París.

Tomémosnola en nuestra casa y en el restaurante que frecuentemos. Y como con todo, innovemos… me decía un chef de sushi que con jengibre queda deliciosa el agua panela fría. La ensayé y tiene razón. Ensáyela usted también

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.