Secciones
Síguenos en:
HJCK, de ‘Al aire’ a ‘On line’

HJCK, de ‘Al aire’ a ‘On line’

Tranquilo y apoyado junto a la mesa de control de la cabina de la hasta hace un segundo Emisora HJCK El Mundo en Bogotá, Álvaro Castaño Castillo, su fundador hace 55 años, preguntó al técnico:

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
23 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

–¿Salimos? –Ya estamos solo en Internet–, respondió José Joaquín García, que en un instante pasó de ser control de la estación de radio cultural privada más antigua de Colombia a hacer parte del incierto mundo del ciberespacio.

El fundador de la HJCK, –ahora HJCK.COM– caminó sereno hacia un whisky que lo esperaba sobre el viejo escritorio de su despacho cuyas paredes, de milagro, no caen por el peso de los premios y distinciones entregados a la emisora.

Con más de ocho décadas a la espalda, tal vez precisamente por eso, Castaño tuvo la audacia de mirar el futuro y montó su querida emisora en la red, en un negocio con la multinacional de comunicaciones Prisa, dueña de Caracol Radio.

La transacción fue controvertida para muchos que firmaron cartas para que la multinacional conservara el sonido clásico de la estación radial. Pero la decisión estaba tomada.

En el primer segundo del lunes 21 de noviembre, la Belle nuit o nuit d’amour, de la ópera Los cuentos de Hoffman (del franco-alemán Offenbach), una melodía suave y serena, dio paso, a un caribeño Carlos Vives, que con uno de sus últimos temas ratificó la llegada de Los 40 Principales.

En ese instante el productor radial Miguel Camacho, vestido con una camiseta negra donde se veía en rojo la misteriosa mirada de Kafka sobre un letrero que decía ‘Metamorphosis’ dijo on line: “Desde la ciudad de Bogotá, Colombia, www. hjck transmite para el mundo. Un saludo muy efusivo para los cinco continentes”.

No a la tristeza De todos los que hasta las 11:59 del domingo oyeron la emisora, tal vez el que menos triste estaba era su fundador. Por lo menos eso parecía.

Aunque no estaba de fiesta, el famoso hombre de la cultura no cesaba de vislumbrar el futuro de su estación.

Sueña con abarcar nuevos y más selectos públicos en la red y espera ver el día en que las emisoras de Internet se puedan sintonizar en el carro o en el celular.

Entre los productores y realizadores el ciberespacio causa nervios, que Camacho no oculta.

“Uno siente nostalgia porque es un cambio en un segundo. No hay un proceso que permita entender, pero pienso que si esta emisora colonizó una vez un espacio, no dudo que será posible hacerlo nuevamente y generar otros”.

Muchos oyentes decidieron usar el teléfono durante el último programa (un especial de los mejores compositores de la A a la Z), para expresar sus sentimientos.

El periodista especializado en música Juan Carlos Garay no había acabado de dar el número telefónico cuando el oyente José Sequera inició la tanda de llamadas que incluso entraban por un teléfono no habilitado para ese fin.

Unos tristes, otros algo más que eso, pero todos solidarios se despidieron de su vieja emisora, hasta con ternura.

Así lo hizo Susana González: “He sido oyente de la HJCK hace 20 años, desde que llegué a esta ciudad a estudiar y fue mi compañía todo el tiempo. Está grabada en la memoria de mi estéreo y va a ser muy triste mañana cuando se prenda y ya no esté la 89.9 HJCK de siempre”.

La transmisión del último programa en el que estuvieron Garay, Camacho y el también estudioso de la música, Miguel Hernandez fue tranquila.

Internet es ahora el mundo de la HJCK. El paso oficial lo dio su mismo fundador con un discurso de tres minutos, uno antes de la transmutación a la red. Los cibernáutas lo pueden leer en su página, mientras escucha la programación en www.hjck.com.

- El Estado sigue difundiendo la cultura Desde hace 65 años transmite la Radio Nacional de Colombia, que en la actualidad cubre gran parte del país.

Su fuerte es la música universal y la producida en Colombia. Su programación ofrece franjas para permitir un intercambio entre distintas formas musicales.

En Bogotá emite en 95.9 f.m. y en Cundinamarca en 570 a.m. Las frecuencias varían dependiendo de la ciudad, entre ellas, Medellín, Cúcuta Chigorodó, Manizales, Neiva y Santa Marta.

La otra estación estatal es Radiónica. Con cubrimiento en Bogotá en 99.1 f.m. y en San Andrés en 99.5 f.m. Presenta una programación para un público joven, enfatizando en el rock y otros ritmos contemporáneos. Es también un medio de difusión para los músicos nacionales dedicados a la creación de este tipo de música

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.