Secciones
Síguenos en:
Cambiar el cambio climático

Cambiar el cambio climático

(EDICIÓN BOGOTÁ) (OPINIÓN 1-19) Los diez años más calientes hasta ahora han ocurrido desde 1990, y el 2005 puede ser el más caluroso de todos. Este año hemos probado muchos de los peligros que nos esperan: huracanes más violentos, sequías, inundaciones, incendios forestales y propagación de enfermedades infecciosas. El clima sigue cambiando y habrá más cosas así en el futuro.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
23 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

Los gobiernos del mundo se reunirán al final de este mes en Montreal (Canadá) para decidir qué medidas hay que adoptar si el gobierno de Bush abandona su deliberada negligencia frente a este tema fundamental.

Se equipara el cambio climático con el ‘calentamiento planetario’, pero no se trata solo de calentamiento. La concentración creciente de dióxido de carbono y otros gases de invernadero está provocando muchos cambios climáticos. Hasta la química de la tierra y del mar cambian, pues este se está acidificando, lo que amenaza los arrecifes de coral.

No se conocen con precisión las características concretas del cambio, pero sí los riesgos de continuar con la actual marcha del mundo. Sin embargo, Estados Unidos se niega a firmar el Protocolo de Kioto, que solo pide pequeñas medidas hasta el año 2012.

Conforme al tratado de Naciones Unidas sobre el cambio climático, los signatarios –prácticamente todo el mundo– se deben reunir todos los años para examinar su aplicación. La reunión de Montreal –undécima de su clase– examinará el futuro posterior a 2012, para que el mundo se interne por una senda climática segura y sostenible a largo plazo.

Las acciones necesarias son difíciles de realizar porque afectan el uso de la energía y en especial el de combustibles fósiles, que, al quemarse, despiden dióxido de carbono, causa de los gases de invernadero. La economía mundial depende de tales combustibles y los países en desarrollo necesitan usarlos más –no menos–. Aunque el mundo se quede sin petróleo y gas, el carbón seguirá abundando y se puede convertir en combustible líquido para autos y otros usos a un costo relativamente bajo.

Lamentablemente, las fuentes energéticas renovables que no emiten dióxido de carbono, como el viento y la energía geotérmica, no son suficientes aún. Se puede producir energía solar en cantidad necesaria, pero con las tecnologías actuales resulta muy cara. La nuclear es barata y podría ser abundante, pero plantea el peligro de proliferación de materiales usados en armas nucleares.

Unas tecnologías perfeccionadas pueden ofrecer la salida de este aprieto.

Hay dos clases de ellas. La primera es la conservación mediante vehículos con un gasto de energía más eficiente, como los nuevos automóviles híbridos que usan gasolina y energía eléctrica. La adopción en gran escala de esta clase de vehículos cambiaría la situación, en especial cuando su número se dispare en China, India y otros países en desarrollo.

La segunda tecnología que podría cambiar la situación se llama ‘captación y almacenamiento del carbono’. La idea es ‘captar’ el dióxido de carbono emitido por las fábricas al quemar los combustibles fósiles, e impedir que entre en la atmósfera. Después se bombea hasta emplazamientos subterráneos para almacenarlo.

El problema es el tiempo. La adopción de tecnologías inocuas requerirá decenios, no años, lo mismo que el paso de las centrales energéticas a la captación y el almacenamiento del carbono. Si aplazamos las soluciones, los peligros del cambio climático nos afectarán cuando aún estemos hablando, debatiendo y planificando. Para atajar las amenazas, el mundo necesita actuar pronto... muy pronto.

Mientras los negociadores sobre el clima vuelan a Montreal para celebrar su reunión y regresan a sus países, se emitirá mucho dióxido de carbono.

Apremiemos a nuestros gobiernos para que logren avances reales cuando se reúnan; de lo contrario, no harán otra cosa que contribuir al problema.

* Profesor de Economía y Director del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia © Project Syndicate, 2005 (Versión completa en eltiempo.com.co)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.