Secciones
Síguenos en:
Pardo, la economía y la paz

Pardo, la economía y la paz

La primera impresión que genera Rafael Pardo es la de un hombre frío.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
20 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

Sin embargo, tras esa imagen está un hombre estudioso, con un humor fino y que muy rara vez pierde el control, solo cuando Santa Fe, su equipo del alma, fracasa en los partidos. El otro control que pierde, o que casi nunca tiene, es el del televisor de su casa, pues permanece en poder de alguna de sus hijas.

Y es que este precandidato liberal combina sus asuntos políticos con un matriarcado casero: Tiene dos hermanas, una esposa y tres hijas.

Es economista de la universidad de los Andes, de la que hizo parte del equipo de fútbol de la facultad.

También cuenta con un postgrado en Planeación Urbana y Regional del Institute of Social Studies, de La Haya (Holanda) y con otro en relaciones internacionales en Harvard University.

Arrancó en el gobierno de Virgilio Barco como director del entonces Plan Nacional de Rehabilitación, lo que le permitió durante dos años recorrer el país. Luego fue designado Consejero de Paz, cargo desde el que fue lideró la desmovilización del M-19, el Quintín Lame, el Prt y dejó iniciado el proceso con el Epl.

Después, durante el Gobierno de César Gaviria, asumió como consejero de seguridad nacional y luego fue ministro de Defensa, el primer civil en la historia reciente del país. Por esto, Pardo considera que tiene conocimientos amplios sobre el tema de la economía, la guerra y la paz.

Es así como parte de su propuesta política se basa en acabar la guerra mediante un programa de atención y reparación a las víctimas, además de un diálogo con los grupos ilegales, que conduzca “a una verdadera desmovilización”.

También plantea la necesidad de acabar con la extrema pobreza con subsidios y protección social.

Pardo, bogotano de 51 años, seguidor de los Rolling Stones y del rock en español, es un lector empedernido. Casi siempre está leyendo algo.

Pero no solo se dedica a leer, también escribe. Ha publicado cinco libros sobre temas de seguridad y guerra.

En el Senado no pasa desapercibido, se le reconoce por la seriedad y profundidad de sus propuestas.

Hasta comienzos de este año estuvo en el uribismo. Dice que estuvo con Uribe porque el propio Presidente le pidió que lo acompañara en su proyecto, pero después se distanció por la posición del Gobierno frente al tema de los ‘paras’, la Ley de Justicia y Paz y el tratamiento del mandatario a los partidos.

Sus amigos lo describen como una persona muy bien informada, “que sabe dónde ponen las garzas y para dónde van”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.