Secciones
Síguenos en:
Clásicos gratis en Internet

Clásicos gratis en Internet

El mundo de la TV se está transformando en cuestión de semanas. AOL y Warner Bros anunciaron hace dos días que pondrán a disposición de manera gratuita de los internautas miles de episodios de antiguas series populares.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
19 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

Y hace poco más de un mes, Apple firmó un acuerdo con ABC (propiedad de Disney) para llevar a sus nuevos reproductores digitales iPod series populares como Lost y Amas de casa desesperadas, que se pueden comprar en Internet por 1,99 dólares. (Aunque las Amas de casa ganan en sintonía, Lost registrá más ventas para el reproductor digital).

Pero ahora las dos divisiones de Time Warner prometen poner patas arriba la TV a partir de un acuerdo para ofrecer gratis, a través de la red, los episodios de series antiguas como La mujer maravilla o Kung Fu.

La iniciativa, que se llama In2TV (en televisión), comenzará a funcionar en enero y en su primer año incluirá 3.400 horas de programación de unas 100 series producidas por Warner Bros. Con el tiempo, la compañía considera añadir otros 14.000 episodios de 300 series en las que ya están solucionados los asuntos de propiedad intelectual.

“El nuevo servicio traerá una colección sin precedentes de populares series a una plataforma totalmente nueva, lo que revolucionará la distribución de la programación televisiva”, dijo Eric Frankel, presidente de Warner Bros.

Bajar las series es gratis, aunque el internauta tendrá que aguantarse la publicidad, ya que no habrá manera de saltarse los anuncios.

Otra desventaja es que no es posible grabar para ver los capítulos en el televisor. Dos objeciones que hacen dudar a algunos analistas del éxito de la iniciativa, ya que no se sabe si el público está dispuesto a ver un episodio entero en la pantalla del ordenador.

Otra duda es en qué medida interesará a la, en general, joven audiencia de Internet series como la mencionada Mujer maravilla, casi prehistórica para ellos.

Se trata, no obstante, de uno de los planes más ambiciosos para alcanzar en línea a la audiencia de la televisión, y que pone de relevancia la presión a la que están sometidos los medios tradicionales, asfixiados por gigantes como Google o Yahoo, capaces de llevar a sus usuarios todo tipo de contenidos.

Por otra parte, las cadenas de televisión CBS y NBC firmaron la semana pasada un acuerdo con Comcast y Direct TV para vender episodios a la carta de las series más populares por 99 centavos cada unidad.

Mientras tanto, según algunos medios, Apple también negocia con las cadenas CBS y NBC para llevar nuevas series a sus digitales iPod.

Se trata, por tanto, de un momento de gran turbulencia en la televisión tradicional, ya que la Internet, los reproductores digitales como el iPod, los vídeos a la carta y los videojuegos compiten por una atención que no mucho tiempo atrás era patrimonio exclusivo de la tele.

Todo ello llega justo a tiempo, cuando la mitad de los hogares de E.U. ya tienen acceso a la Internet a alta velocidad.

Lo que no está tan claro es si el público está preparado para cambiar el sofá por el computador.

‘Lost’, por celular Los productores de Lost grabarán nuevos episodios para transmitirse exclusivamente a través de teléfonos celulares, según Hollywood Reporter.

Aunque no esta definido el operador de telefonía celular que se asociará, el nombre que suena más fuerte es el de Verizon. 24, de Fox, fue la primera en emigrar a los celulares en forma de miniepisodios, este año

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.