Secciones
Síguenos en:
¿Por qué paran las fumigaciones?

¿Por qué paran las fumigaciones?

La decisión de Colombia de suspender provisionalmente desde enero las fumigásemos en la franja de los 10 kilómetros previos a la frontera con Ecuador no sólo atiende un reclamo recurrente del gobierno del presidente Alfredo Palacio, que sostiene que las aspersiones tienen grave impacto social y ambiental en su territorio y que ha puesto el tema a consideración de instancias internacionales.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
19 de noviembre 2005 , 12:00 a. m.

También es una apuesta para lograr más colaboración de Quito en el control de los 586 kilómetros comunes, usados como retaguardia estratégica por la guerrilla de las Farc. En el área limítrofe, según confirmó ayer la canciller Carolina Barco, hay un “preocupante aumento” de los cultivos de coca y amapola. “Es una zona que está produciendo grandes cantidades de narcóticos y por donde se está traficando con droga y precursores químicos”, dijo Barco.

Pero aun así, y después de sostener en todos los escenarios que el glifosato no es peligroso para la salud humana y el ecosistema, el Gobierno replanteó su estrategia y anunció que privilegiará la erradicación manual en la zona.

La decisión se produce luego de que Quito denunció una incursión colombiana en su territorio, que Bogotá presentó como una operación contra ‘narcos’ y guerrilla en Nariño y Putumayo, y que provocó el éxodo de 1.000 personas.

Reunión en Quito El 7 de diciembre, la canciller Barco se reunirá en Quito con su homólogo ecuatoriano, Francisco Carrión. A la cita llegará con el anuncio de la suspensión de las fumigaciones, que para Carrión es “una demostración inicial, no definitiva, de buena voluntad”.

El internacionalista Enrique Serrano anticipa que Colombia buscará contraprestaciones: “La suspensión es un costo menor frente a la posibilidad de normalizar relaciones con un socio estratégico como Ecuador y reactivar los mecanismos de seguridad fronteriza, que hoy no funcionan”. Quito se niega a considerar terroristas a las Farc.

HABRÁ CENSO DE DESPLAZADOS 60 de los mil desplazados colombianos que llegaron a San Lorenzo el pasado fin de semana pidieron asilo en Ecuador, mientras unas 800 personas ya regresaron al país.

Se realizará un censo –que según Quito debe ser cofinanciado por Colombia– para determinar cuántos colombianos viven en el vecino país.

“Colombia deberá comprender que su conflicto interno está afectado a su vecino y por lo tanto el próximo encuentro es una buena oportunidad para que asuma la corresponsabilidad con sus connacionales”, resaltó el canciller ecuatoriano, Francisco Carrión.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.